Vox permite que PSOE presida la comisión sobre residencias de la Asamblea

0
53
Asamblea de Madrid

Madrid, 6 jul (EFE).- La Asamblea de Madrid ha constituido este lunes la comisión de investigación sobre la gestión de las residencias de la región durante la crisis sanitaria de la COVID-19 con la elección de los miembros de su Mesa, cuya mayoría ostentará la izquierda y estará presidida por el PSOE al no aliarse Vox con PP y Ciudadanos en las votaciones.

Al igual que ocurrió la semana pasada en la sesión constitutiva de la comisión de estudio para la reconstrucción de la región tras la pandemia, el PSOE presidirá la comisión parlamentaria que analizará el impacto de la COVID-19 en las residencias de la Comunidad de Madrid y la gestión del Gobierno regional durante los meses de febrero a junio en los centros sociosanitarios, en los que han fallecido 5.987 ancianos con coronavirus o síntomas de tenerlo.

Debido a la falta de un acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox, la Mesa de la comisión sobre residencias, impulsada conjuntamente por el PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, quedará compuesta por José Ángel Gómez Chamorro (PSOE) como presidente, Diego Sanjuanbenito (PP) como vicepresidente y Paloma García (Unidas Podemos) como secretaria.

Vox ha dejado en minoría a PP y Ciudadanos al no sumarse en las votaciones, otorgándole a la izquierda el control del órgano rector de esta comisión. PP y Ciudadanos han votado en conjunto a sus aspirantes, mientras que Vox ha propuesto a su propio candidato.

Este es el órgano que, una vez los grupos parlamentarios entregan sus propuestas de comparecientes, las analiza, define un esquema de comparecencias y solicita a la Mesa de la Asamblea la habilitación de las sesiones necesarias.

La portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha denunciado «un pacto PP, PSOE y Unidas Podemos» para el elegir a los miembros de la Mesa de la comisión y «esconder» lo ocurrido en las residencias durante la pandemia. «Ciudadanos ha amenazado con no votar al PP de presidente (que es lo que pretendía el PP) por estar nosotros en la mesa.

Nosotros habiamos propuesto un candidato que no fuera de un partido en el gobierno. No se puede ser juez y a la vez parte» ha escrito Monasterio en su cuenta de Twitter.

Según Monasterio, Ciudadanos no ha aceptado la propuesta del PP «ya cerrada con Vox». «Parece que los de Cs, han concluido que su consejero (Alberto) Reyero, el infiltrado de Sánchez, iba a estar más protegido con la izquierda en la mesa de la comisión de Investigación», ha expresado.

El vicepresidente regional, Ignacio Aguado (Cs), ha criticado la «curiosa manera» de Vox de «hacer frente a la izquierda», al propiciar que el PSOE presida dos comisiones y otorgarle la mayoría a la izquierda.

Aguado espera que la comisión sea «fructífera» y no se utilice como «un campo de batalla, ni como un rifirrafe estéril de planteamientos políticos».

En declaraciones a los medios, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, César Zafra, ha criticado que Vox haya preferido «que la izquierda controle» y el PSOE presida esta comisión, que busca «aprender de los errores y que jamás se vuelvan a repetir».

El portavoz del PP en la comisión, Carlos Izquierdo, ha considerado que los grupos «de centro-derecha» deberían haberse puesto de acuerdo para evitar que el PSOE presida la comisión, que debe, ha dicho, analizar «de forma objetiva» lo que ha ocurrido en las residencias durante la pandemia.

El PSOE pretende que esta comisión dirima «las responsabilidades políticas» que hubiera habido en la gestión y saber qué ha sucedido para «mejorar en el futuro», ha subrayado la portavoz socialista, Purificación Causapié.

La portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, ha avanzado que su grupo pedirá que la primera persona que comparezca en la comisión sea la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para que explique la versión del protocolo que recomendaba no derivar a hospitales a pacientes de residencias con infección respiratoria que no pudieran caminar por sí solos.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, ha celebrado que «quienes consideran que lo que ha pasado en las residencias es meramente una anécdota no vayan a tener el control de la comisión», ya que lo ocurrido en las residencias es «realmente grave» y han podido darse «comportamientos delictivos».

A lo largo de estas semanas, los grupos parlamentarios elaborarán un plan de trabajo y propondrán a los comparecientes que deben acudir a la comisión, por lo que las primeras comparecencias se retrasarán a septiembre.

Una vez constituida la comisión, los grupos tendrán un plazo de cinco días para presentar sus propuestas de comparecientes, debidamente motivadas, que deberán ser calificadas por la Mesa de la Asamblea.

Tal y como establecen las normas de funcionamiento diseñadas para esta comisión, cada sesión contará con un máximo de cuatro comparecientes cuyas comparecencias tendrán una duración máxima de una hora y 45 minutos.

La comisión, que contará con 18 diputados (tres por cada grupo parlamentario), tiene previsto acabar sus trabajos en un año, sin perjuicio de una posible prórroga, y elaborará un dictamen a su conclusión, en un plazo de treinta días, para elevar al pleno. EFE era

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here