Vecinos de Getafe advierten de más movilizaciones ante emisiones de fundición

0
94
Fundición de la fábrica de Corrugados en Getafe

Getafe, 9 jul (EFE).- La plataforma de afectados por las emisiones de la fundición de Corrugados en Getafe ha anunciado este jueves su intención de mantener las movilizaciones hasta que se realicen “las inversiones necesarias” para que la fábrica “deje de ser uno de los vectores de contaminación más perjudiciales de la Comunidad de Madrid” y “el más perjudicial dentro del sector industrial” en Getafe.

La plataforma se ha dirigido por carta al Grupo Industrial CL, que se ha mostrado interesado en adquirir la totalidad del Grupo Siderúrgico Gallardo Balboa, propietario de Corrugados Getafe, para señalar que van a continuar con sus protestas para que la empresa cumpla con la normativa ambiental y “deje de afectar a nuestro medio ambiente y a la salud y calidad de vida de las personas que habitan los barrios colindantes”.

Las emisiones de esta fundición afectan a 20.000 vecinos de los barrios de Juan de la Cierva y de Los Molinos, que reclaman el traslado de la factoría a otra ubicación, tal y como quedó firmado en un convenio suscrito por la compañía y el Ayuntamiento de Getafe en 2006 y que, a día de hoy, es “inviable”, según la alcaldesa Sara Hernández.

En la carta remitida al grupo empresarial, a la que ha tenido acceso Efe, la plataforma de afectados señala que la ubicación y las instalaciones de la fábrica se han quedado “obsoletas” y que sus movilizaciones cuentan con el respaldo de la ciudadanía, toda vez que “el problema de ruidos y emisiones que produce Corrugados, afecta al municipio en su conjunto”.

La plataforma vecinal ha acusado a Corrugados de “ignorar las constantes denuncias y ocultar información” sobre el grado de cumplimiento de las medidas impuestas por la administración en relación con la protección del medio ambiente.

En ese sentido, han apuntado a la Comunidad de Madrid como “principal responsable del control ambiental de empresas pesadas como la que nos ocupa” y han exigido una revisión de la Autorización Ambiental Integrada que permita “la compatibilidad de una fundición con la vida cotidiana de los barrios separados por escasos metros”.

La Comunidad de Madrid confirmó el pasado 29 de junio que una estación móvil medirá las emisiones industriales de la fundición de la planta de Corrugados cuando ésta retome su actividad, suspendida como consecuencia del ERTE aplicado por la empresa tras la crisis del coronavirus. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here