Madrid, 31 jul (EFE) .- El comité de huelga de los médicos internos residentes (MIR) han anunciado hoy que cancelan la manifestación prevista para el próximo lunes por el centro de la capital, como «muestra de buena voluntad» para el avance de la negociación con Sanidad, aunque mantienen la jornada de huelga del 3 de agosto.

La decisión de no celebrar esta vez la manifestación, que se venía celebrando el mismo día de la huelga desde el pasado 13 de julio, se debe a «la desfavorable evolución de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, que vuelve a poner en peligro la salud pública en la Comunidad de Madrid, y como muestra de buena voluntad hacia la favorable evolución del proceso negociador con el Gobierno madrileño».

El comité de huelga volverá a reunirse este viernes con las consejerías de Sanidad y de Hacienda para continuar la negociación, tras la reunión de varias horas mantenida ayer jueves, en la que se ha avanzado en algunas de las reivindicaciones de los residentes, mientras permanecen sin resolver aquellas que implican incremento de gasto.

Según explicó Sanidad la pasada noche, «se ha avanzado en el compromiso en lo relativo a la jornada, organización, formación y algunos aspectos retributivos. Desde el punto de vista económico ha habido una primera toma de contactos sin haber podido acercar posturas. Se emplazan a seguir hablando para solucionar el conflicto».

Por su parte, los MIR explicaron que han logrado «algún avance significativo, pero sin poder firmar un documento de compromiso ni desconvocar la huelga» por falta de acuerdo en los aspectos económicos, según Pedro Viaño, miembro del comité de huelga.

La huelga indefinida empezó el pasado 13 de julio y se ha celebrado cada lunes en jornada ordinaria, acompañada de una gran manifestación, con seguimientos del 38-43% según la consejería de Sanidad, y del 90-95% según los convocantes.

Aunque la huelga también está convocada todos los días de la semana en horarios de guardia, la Comunidad dictó servicios mínimos del 100% para las guardias, que están recurridos judicialmente por ser «excesivos y vulnerar el derecho de huelga».

Entre las reivindicaciones destacan, además de garantizar el descanso tras la guardia de 24 horas, elevar la retribución económica por hora de guardia; garantizar una adecuada supervisión de los residentes más jóvenes por un médico durante la guardia, así como «un mínimo de días de formación a la semana».

También piden regular «un mínimo de congresos científicos, un mínimo de rotación externa o de días para cursos de formación continuada”, además de tener un lugar adecuado de descanso durante la guardia, poniendo fin a las llamadas «camas calientes» compartidas por varios residentes en grandes hospitales. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here