Pacientes con trasplante de hígado presentan menos cuadros graves por Covid

0
80
Para mantener sano el hígado, se recomienda comer frutas y verduras crudas o poco cocidas; beber al menos 2 litros de agua al día; consumir bebidas y condimentos protectores hepáticos como té verde, ajo, cebolla, boldo, eneldo o diente de león.

Agencias.- Los pacientes con trasplante de hígado y un tratamiento inmunosupresor tienen más riesgo de contraer la Covid-19, pero sin embargo desarrollan cuadros graves con menos frecuencia que el resto de los pacientes.

Así lo han comprobado investigadores españoles del Centro de Investigación Biomédica (CIBER) de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, dependiente del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Los investigadores de este centro, según ha informado el Instituto en una nota de prensa difundida hoy, han coordinado el mayor estudio que se ha realizado en pacientes inmunosuprimidos y han comprobado que la terapia que reciben podría protegerles frente al proceso que se produce en el organismo conocido como «tormenta de citoquinas».

Así, el fármaco inmunosupresor más utilizado en trasplante hepático se ha relacionado con una menor necesidad de ventilación mecánica, menos ingresos en UCI y menos riesgo de fallecimiento, dada su actividad antiviral ya demostrada frente a otros tipos de coronavirus.

La investigación, cuyos resultados se han publicado en Journal of Hepatology, se ha realizado en 22 centros de trasplante españoles integrados en la Sociedad Española de Trasplante Hepático (SETH) y han participado ocho grupos del CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD), que ha identificado 111 personas trasplantadas afectadas por el coronavirus.

El trabajo ha sido coordinado por los doctores Jordi Colmenero (Hospital Clínic de Barcelona), Manuel Rodríguez Perálvarez (Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba) y Magdalena Salcedo (Hospital Gregorio Marañón de Madrid), que han analizado una representación de pacientes trasplantados de hígado y la han comparado con la población general infectada por SARS-CoV-2 en el mismo periodo.

El doctor Manuel Rodríguez Perálvarez ha señalado que el hallazgo ha sido «completamente inesperado» ya que estos pacientes tienen una morbilidad mayor que la población general y era también de esperar que fuera mayor ante esta enfermedad.

La alta incidencia de la Covid-19 en estos pacientes, aunque no deriven en cuadros tan graves, sí pone de manifiesto, según los autores de la investigación, la necesidad de extremar las precauciones en el distanciamiento social, el uso de mascarilla e higiene de manos, además de plantear el acceso prioritario a la vacuna frente al SARS-CoV-2 cuando esté disponible.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here