Madrid.- (EFE).- Los niños de un aula del colegio público República de Uruguay, en el distrito madrileño de Latina, están en cuarentena domiciliaria después de que una alumna de esa clase haya dado positivo por coronavirus en una prueba PCR, según han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.

La niña estaba pendiente de los resultados de la prueba, que ha recibido una vez iniciadas las clases, han señalado las mismas fuentes.

Sus padres también están contagiados de coronavirus, por lo que el contagio ha sido en el propio domicilio, según la Consejería de Sanidad.

Los compañeros de clase de la menor están en cuarentena domiciliaria para prevenir contagios.

El Centro de Atención Personalizada del Sermas citará a los padres para que los niños se hagan una PCR con su pediatra y el coordinador COVID del centro, por su parte, enviará una carta informativa a las familias para explicar los detalles.

Este caso se suma al de una clase de Primaria del Liceo Francés de Madrid que está en confinamiento preventivo después de notificar un caso sospechoso de COVID-19 en un alumno tras estar en estrecho contacto con un caso positivo.

Y la secretaria general de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha asegurado a Efe que el CEIP República de Uruguay no constituye «un caso aislado», sino que hay más centros que han tenido que mandar hacer cuarentena domiciliaria a los alumnos de alguna de sus aulas.

Desde CCOO indican que, aunque los centros «están reaccionando con una agilidad ejemplar», no se está garantizando la realización de pruebas PCR a todos los contactos de los casos detectados, y apuntan: «Hay un protocolo que hizo Sanidad que ni Sanidad ni Educación son capaces de cumplir».

«No han puesto al servicio de los centros dos cosas que hacen falta: personal sanitario y una manera de que los centros se coordinen directamente con Sanidad», subraya Galvín, quien insta a la Consejería de Educación a que «haga públicos los datos» de los centros con incidencias y a que elabore «informes diarios de cómo va el inicio de curso».

Además, la secretaria de enseñanza de UGT Madrid, Teresa Jurado, ha indicado a Efe que ha tenido constancia de centros en los que no se está realizando la toma de temperaturas a los alumnos.

Para decidir si una clase tiene que estar en cuarentena o no, la Comunidad de Madrid distingue entre grupos de convivencia estable (formados por un máximo de 20 alumnos y sin interacción con otros grupos del centro) y grupos de convivencia no estable (con más de 20 alumnos, necesariamente separados por más de 1,5 metros de distancia).

Si se confirma un caso de coronavirus perteneciente a un grupo de convivencia estable se cerrará el aula durante catorce días.

Si el caso confirmado de coronavirus pertenece a un grupo de convivencia no estable, la cuarentena afectará a los contactos estrechos (aunque estarán exentos los que hayan pasado la covid-19, confirmada por PCR, en los 6 meses previos), y el resto de clase seguirá su actividad educativa normal. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here