El sindicato de Solidaridad que impulsa Vox pide subir el salario mínimo

0
39
Santiago Abascal con el secretario general del nuevo sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso. Foto Twitter

Agencias.- El sindicato Solidaridad impulsado por Vox y que este lunes ha sido apoyado por su líder, Santiago Abascal, y altos dirigentes de este partido tiene entre sus objetivos reclamar una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) «que garantice el derecho a una vida digna» y dar prioridad a los trabajadores nacionales en el mercado de trabajo.

En la presentación de su manifiesto en Coslada (Madrid) en la que ha participado Abascal, el líder de la formación ha incidido en que la precariedad laboral, la subida de impuestos, el desmantelamiento de la industria y las alarmantes tasas de paro y de paro juvenil ponen en grave riesgo el futuro de los trabajadores de España y sus familias «traicionados por el gobierno y los sindicatos, que sólo promueven políticas ideológicas, bien rellenas de dinero público».

La nueva organización sindical que nace bajo el auspicio de Vox, cuyo secretario general es el diputado autonómico por Almería Rodrigo Alonso, ha difundido a los medios de comunicación doce medidas fundamentales que centrarán su trabajo, entre las que destaca «liberar a los trabajadores de los sindicatos corruptos y explotadores».

En este sentido, anuncian que el sindicato nace para desarrollar una economía al servicio de los españoles, y no los españoles al servicio de los mecanismos y poderes financieros globales, y abogan por recuperar la industria nacional y por derogar los acuerdos comerciales con países que vulneran los derechos de los trabajadores y hacen competencia desleal.

Solidaridad asume el planteamiento de Vox de que el Estado pague el 100 % de las nóminas de trabajadores y autónomos que, o bien no han podido abrir sus negocios o no han podido acudir al trabajo por motivo de la pandemia del COVID-19.

Además, aboga por dar prioridad a los trabajadores nacionales y limitar la inmigración y su acceso al mercado laboral.

También solicitarán ilegalizar la discriminación lingüística en las autonomías que discriminen a trabajadores y entre otros objetivos dicen que lucharán para que se eviten las subvenciones públicas que financian a las organizaciones patronales y sindicales.

Asimismo pide que los sindicatos no puedan cobrar de los ERE o ERTE y que se haga una fiscalización de los liberados sindicales para que se reincorporen a su puesto de trabajo en situaciones urgentes.

Por su parte, el secretario general de Solidaridad ha señalado que los doce puntos por los que trabajarán «reflejan las reivindicaciones de los trabajadores», porque la sede y los despachos de Solidaridad, ha dicho, «están en la calle, hablando con los trabajadores».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here