El Banco de España descarta una recuperación rápida y empeora el pronóstico de 2021

0
195
Edificio del Banco de España.

El Banco de España ha descartado una recuperación económica temprana y ha rebajado sus previsiones de crecimiento para 2021 a una horquilla de entre el 4,1 y el 7,3 %, mientras que sitúa la contracción para 2020 entre el 10,5 y el 12,6 %, en línea con lo previsto en junio para una recuperación gradual.

La economía parecía recuperarse con fuerza en junio, pero de los tres escenarios que el Banco de España preveía entonces ha descartado el de recuperación temprana -tras los rebrotes de COVID-19 y la mala evolución del turismo durante el verano- y ha desechado el de mayor riesgo porque no prevé un nuevo confinamiento generalizado, aunque no descarta esa posibilidad por completo.

En su informe económico trimestral publicado este miércoles, la entidad centra sus previsiones hasta 2022 en la hipótesis de una recuperación gradual para la que proyecta dos escenarios que dependen de la evolución de los rebrotes y las medidas de contención, después de un tercer trimestre para el que calcula un repunte del PIB de entre el 13 y 16,6 %.

Al final de 2022, la entidad calcula que el nivel del PIB se situará unos 2 puntos porcentuales por debajo del nivel previo a la crisis en el escenario uno y será algo más de 6 puntos inferior en el escenario dos.

La tasa de paro aumentaría significativamente en 2020, hasta el 17,1 % en el escenario uno y hasta el 18,6 % en el dos, y también en 2021, hasta una horquilla entre el 19,4 y 22,1 %, para empezar a descender ligeramente en 2022, hasta entre el 18,2 y el 20,2 %.

Estas previsiones son peores que las del escenario central de junio, en el que se preveía que el desempleo tocara techo en 2020 y empezara a descender en los dos años siguientes.

DÉFICIT Y DEUDA PÚBLICA

El déficit de las Administraciones Públicas escalará en 2020 a un nivel de entre el 10,8 y el 12,1 % del PIB en cada uno de los dos escenarios considerados, ratios que disminuirían en 2021 y se situarían al final del horizonte de proyección entre el 5,8 y el 8,2 % del PIB.

La deuda pública llegaría en 2020 al 116,8 % del PIB en el escenario uno y al 120,6 % en el dos, en tanto que continuaría aumentando en los dos años siguientes hasta entre el 118 y el 128,7 % del PIB al cierre de 2022. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here