Torra se enroca contra la petición de elecciones de sus socios y la oposición

0
70
Quim Torra
Quim Torra,

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha enrocado este miércoles frente al clamor de sus socios de gobierno, ERC, y de la oposición en favor de que convoque ya unas nuevas elecciones en Cataluña antes de que pueda ser inhabilitado por el Tribunal Supremo

Torra tenía la oportunidad de anunciar, en un marco solemne como es el debate de política general que cada año celebra el Parlament, cuáles son sus planes ante su posible inhabilitación, pero no ha querido dar más que una pista: su respuesta no pasa por convocar elecciones antes de que se vea forzado a dejar la presidencia.

 Cinco (ERC, PSC, Comunes, PP y la CUP) de las siete fuerzas con representación en el Parlamento catalán le pidieron que dé por acabado su mandato y llame a los catalanes a las urnas. Solo JxCat y Ciudadanos se oponen a la convocatoria anticipada.

Los postconvergentes, porque no han concluido el proceso de fundación del nuevo partido, y los naranjas porque en estos momentos son la primera fuerza de la Cámara catalana y las elecciones apuntan a que perderán esa posición.

A pesar de la presión de la Cámara y de sus socios de ERC, Torra ignoró las llamadas a las elecciones. «Nada nos hará desviarnos de la dedicación absoluta al coronavirus», afirmó. 

El Supremo aborda mañana el futuro de Torra al revisar su inhabilitación

El Tribunal Supremo aborda mañana el futuro inmediato de Quim Torra al frente de la Generalitat de Cataluña, en una vista en la que estudiará el recurso del president a su condena de inhabilitación por desobediencia al no retirar los lazos amarillos y una pancarta de apoyo a los presos del procés de edificios públicos en periodo electoral.

Hace nueve meses que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) impuso a Torra un año y medio de inhabilitación y 30.000 euros de multa por un delito de desobediencia, una sentencia que, al no ser firme, no implicó que fuese apartado de su cargo.

Los efectos de una inhabilitación: Aragonès al mando y elecciones sin una fecha clara

Una inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, pendiente de la decisión que tome el Tribunal Supremo, desencadenaría diversos efectos políticos en Cataluña, entre ellos nuevas tensiones en las filas independentistas y un posible adelanto electoral para los primeros meses de 2021.

GOVERN EN FUNCIONES, ARAGONÈS AL TIMÓN

La ley de la Presidencia de la Generalitat estipula que un president cesa de su cargo si hay «condena penal firme que conlleve la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos», lo que comportaría a su vez que el resto de miembros de su Govern quedaran desde ese momento en funciones.

Según la ley, sería el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès (ERC), quien asumiría las funciones que dejaría vacantes el president, salvo tres de las atribuciones presidenciales: plantear una cuestión de confianza, designar o destituir consellers y convocar elecciones.

El Govern también tendría sus funciones limitadas y, entre otras cosas, no podría aprobar los presupuestos, puesto que no tendría las atribuciones para impulsar nuevos proyectos de ley, según alertó el propio Aragonès hace un par de semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here