Venus, Júpiter y Saturno, y dos eclipses dominarán el otoño que llega mañana

0
115

Agencias.- El otoño, que dará comienzo mañana a las 15:31 hora peninsular, estará dominado al amanecer por los planetas Venus y al anochecer por Júpiter y Saturno, y dejará un eclipse penumbral de Luna y uno total de Sol, aunque ninguno será visible desde España.

La estación durará 89 días y 20 horas y terminará el 21 de diciembre con la llegada a nuestras latitudes del invierno, según datos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), que apuntan que el cambio de hora se producirá el último domingo de octubre (día 25), cuando a las 3 de la madrugada -hora peninsular- se retrase el reloj una hora.

El 30 de noviembre se producirá un eclipse penumbral de Luna visible en Asia, Oceanía y América, y el 14 de diciembre, uno total de Sol que se observará en el océano Pacífico, Sudamérica, la Antártida y el océano Atlántico, aunque ninguno de los dos se podrá observar desde latitudes españolas.

Sin embargo, desde el Observatorio de Astronomía adelantan, que el 14 de diciembre se producirá por el día una ocultación de Mercurio por la Luna, y, en este caso, sí se podrá observar desde España.

La primera Luna Llena de este otoño llegará el 1 de octubre seguida de dos más, el 31 de octubre y el 30 de noviembre, y con respecto a las lluvias de meteoros, la primera importante de la estación, las dracónidas, se darán hacia el 8 de octubre, las leónidas, hacia el 17 de noviembre y las gemínidas, alrededor del 14 de diciembre.

En cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones, Andrómeda y Pegaso centrarán la atención de los cielos otoñales y desde el Observatorio Astronómico inciden en que ahora es el mejor momento para observar la Galaxia de Andrómeda (M31) en toda su majestuosidad.

Por el este del firmamento surgirá la constelación de Tauro y más tarde el cazador Orión y alcanzarán su máximo esplendor durante las noches de invierno; alrededor de la Estrella Polar brillarán el Cisne, Casiopea, la Osa Menor y la Jirafa.

Otra de las características que definen esta estación es que se trata de la época del año en que la longitud del día se acorta más rápido, unos tres minutos cada día.

Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos son bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol.

Desde el Observatorio señalan que aunque el domingo 25 de octubre se retrasará el reloj, en estos momentos, el Parlamento Europeo está debatiendo la posibilidad de eliminar los cambios de hora a partir de 2021, y aunque aún no hay una decisión firme, es muy posible que en un futuro próximo en la Unión Europea no se vuelva a cambiar de hora en primavera y otoño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here