Sanidad logra su objetivo: Madrid tendrá que endurecer las restricciones

0
66
Salvador Illa

EFE.-El Ministerio de Sanidad ha logrado desbloquear las restricciones a la movilidad en Madrid y en otros 9 municipios de la región al obtener el apoyo de 13 comunidades autónomas a su plan de medidas para frenar el avance del coronavirus, tras semanas de desencuentros con el gobierno madrileño y un preacuerdo que horas después quedó en papel mojado.

El documento adoptado este miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud, que restringe las entradas y salidas en municipios de más de 100.000 habitantes con mayor incidencia de coronavirus, es una decisión colegiada que se plasmará en una orden ministerial, que se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en los «próximos días» y es de obligado cumplimiento.

Lo ha anunciado en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, después de una reunión en la que Madrid y las comunidades del PP, salvo Castilla y León, además de Cataluña y la ciudad autónoma de Ceuta, han votado en contra.

El acuerdo contempla restricciones en la entrada y salida de personas en los municipios de más de 100.000 habitantes con incidencia acumulada de COVID superior a los 500 casos en 14 una días, con un porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas superior al 10 % y que formen parte de una comunidad en la que la ocupación de camas en UCI por pacientes COVID sea superior al 35 %.

Estos criterios afectan a las localidades madrileñas de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles, Parla, así como a la capital.

Illa ha dicho no entender «la marcha atrás» de Madrid después de que ayer amabas administraciones llegaran a un acuerdo, aunque ha sido contundente al asegurar que las restricciones son vinculantes para esta comunidad, al igual que para las demás que han votado en contra.

La Comunidad de Madrid considera que la decisión adoptada en el Consejo Interterritorial «jurídicamente no es válida» al no haber sido tomada por consenso.

El gobierno de Isabel Díaz Ayuso pide, entre otras cuestiones, que se amplíen los criterios escogidos y se considere que la ciudad de Madrid es un conjunto de veintiún distritos, de los que dieciocho superan los 100.000 habitantes, por lo que los índices no se pueden aplicar a toda la ciudad.

El gobierno regional había aplicado medidas restrictivas hasta ahora por áreas sanitarias, evitando así la limitación de movilidad en todo el municipio.

«El Gobierno de España tiene prisa por intervenir Madrid y no por luchar contra el virus», ha dicho en rueda de prensa el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, tras la comparecencia del ministro.

Por su parte, Andalucía ha justificado su rechazo al considerar que los criterios son «totalmente arbitrarios» y ha reclamado que haya unos comunes para toda España, pero basados en indicadores clínicos objetivos y contemplando factores determinantes como la densidad de población o la transmisión epidemiológica.

Galicia también ha rechazado el documento porque no cuenta con avales técnicos suficientes y «obvia muchos» parámetros como la vulnerabilidad, el porcentaje de positivos sobre cuarentenados, la presión hospitalaria o la situación de las urgencias.

Además, ha estimado necesarios más requisitos técnicos la Región de Murcia, que ha criticado que se haya presentado el documento por la mañana para votarlo a las 16.00 horas, mientras que el gobierno ceutí insiste también en que son criterios «arbitrarios».

Desde la Generalitat han justificado su rechazo porque consideran que las medidas planteadas son más laxas que las que ya aplica la Generalitat, lo que podría generar «confusión» y una falsa sensación de seguridad en la ciudadanía.

Castilla y León, gobernada por PP y Ciudadanos, se ha mostrado a favor del documento, si bien entiende su consejera Verónica Casado (Cs) que es un texto de mínimos que queda abierto a introducir nuevos indicadores que faciliten una unidad de acción y criterios comunes.

El ministro ha asegurado que no contempla otro escenario que no sea el de cumplir el acuerdo y ha insistido en que la orden que publicará el BOE es fruto de una decisión colegiada, que ha obtenido el respaldo de un 70 % de los representantes del Consejo Interterritorial.

El acuerdo se produce el día en que el Ministerio ha notificado 11.016 nuevos casos de coronavirus, un 43,6 % de ellos en Madrid, con lo que la cifra total de contagios desde el inicio de la pandemia asciende a 769.188, y las muertes a 31.791, con 177 fallecidos más.

En las últimas 24 horas, se han confirmado 3.897 nuevas infecciones, según los datos comunicados a Sanidad por las comunidades.

Madrid sigue siendo la autonomía con mayor número de nuevos positivos, con 4.810, de los que 1.586 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas; en el País Vasco se confirmaron ayer 409 contagios; en Aragón, 314, y en Andalucía, 313.

También la comunidad madrileña es la que presenta un mayor número de muertos por covid en los últimos 7 días, al anotar 172, seguida de Andalucía, con 70; Castilla Y León, con 64, y Castilla -La Mancha y el País Vasco, con 39, cada una.

Con estos datos, Illa ha advertido de que la situación en Madrid es «compleja y preocupante» y ha advertido que «vienen semanas duras muy duras» en esta comunidad en las que habrá que estar a la altura para doblegar la curva.

Para controlar la extensión de la pandemia, en Galicia se ha anunciado la limitación a 5 personas en las reuniones públicas y privadas de toda la ciudad de Ourense, que se aplicarán, además, en las localidades O Barco de Valdeorras, Sanxenxo y Meis.

Estos municipios se suman al grupo de ayuntamientos con restricciones en el que también están Santiago, Lugo, Poio, Pontevedra, Marín, Ourense, Verín, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa, así como O Milladoiro (Ames).

Por su parte, en Cataluña se prorrogan quince días más las restricciones en Barcelona ciudad y su área metropolitana, Girona, Salt y varios municipios de la Noguera (Lleida), se implantan nuevas en Vic y Manlleu (Barcelona), y se pone fin a las que se aplicaban en la ciudad de Reus (Tarragona).

Además, desde esta medianoche están confinados los municipios vallisoletanos de Medina del Campo y Carpio, y el salmantino de Sotoserrano, ante la incidencia y transmisión de la covid, así como la capital de Palencia seguirá con medidas más estrictas de aforos durante siete días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here