El alcalde de Alcalá declara en el juzgado por presunta prevaricación

0
59
Javier Rodríguez Palacios

Madrid, 14 oct (EFE).- El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha declarado este martes en el Juzgado de Instrucción Número 1 de la localidad por la denuncia por presunta prevaricación de los promotores de una macrodiscoteca que no pudieron ponerla en funcionamiento por la modificación parcial urbanística y la suspensión de licencias aprobada para el barrio de La Garena.

“A mi juicio hemos desmontado una denuncia falsa y torticera”, ha señalado a Efe el alcalde de Alcalá, que considera que con su denuncia de la empresa promotora “pretende paralizar la modificación parcial” del barrio de La Garena y “que primen los intereses particulares por encima del interés general”.

Junto al alcalde de Alcalá han declarado el concejal de Urbanismo, Alberto Blázquez, el concejal José Alberto González Reyes y el funcionario responsable del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Alcalá, informa el Consistorio en un comunicado.

Otros siete concejales de la Junta de Gobierno Local, así como la funcionaria responsable del área de disciplina urbanística, también declararon ante el juez el pasado 16 de septiembre.

Según señala el Ayuntamiento, que alude al aval de “los correspondientes informes técnicos”, “el proyecto de la macrodiscoteca Carola Morena no encaja en la normativa actual ni en la modificación parcial urbanística que se encuentra en trámite, que pretende ampliar los usos comerciales y solucionar algunos aspectos en cuanto a los servicios del barrio”.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alcalá aprobó en julio de 2019 la modificación parcial urbanística y la suspensión de licencias en el barrio de La Garena, modificación que se encuentra aprobada en fase inicial y actualmente en período de información.

Rodríguez Palacios indica a Efe que esta modificación del plan urbanístico tiene como objetivo “principalmente permitir la ubicación de superficies comerciales de tamaño medio o solucionar problemas como el del edificio vandalizado de la calle Celestino Mutis”.

Según el alcalde de Alcalá, la denuncia de la empresa Zenit World S.L. contiene “múltiples falsedades” referidas “a la normativa aplicable, a la vida personal de algunos de los concejales y sobre el procedimiento y fechas de tramitación del expediente”.

Una de las alegaciones de la empresa es que ya contaba con licencias de funcionamiento y actividad para el local, en el que, asegura, había invertido cerca de ocho millones de euros, en el momento en que la Junta de Gobierno Local aprobó la modificación parcial de La Garena.

“No ha habido una inversión de 8 millones de euros, sino una licencia de reforma del local por importe de 90.000 euros por la que la empresa pagó una tasa de 5.000 euros; si fuera así estaría estafando a los vecinos de Alcalá porque deberían haber pagado 400.000 euros de tasas”, señala a Efe Rodríguez Palacios, que añade que la promotora “ha engañado en relación con las licencias y con la magnitud de esa obra”.

Asimismo, el regidor indica que “el procedimiento de suspensión de licencias y del plan parcial se inició en julio y el primer documento oficial sobre una discoteca” que aporta la empresa data de “septiembre de 2019”.

“No es la primera denuncia en el ámbito penal a la que nos enfrentamos este equipo de Gobierno desde 2015: todas ellas han finalizado en inadmisión, sobreseimiento o archivo, y estamos convencidos de que este será el resultado final de una denuncia que contiene múltiples falsedades”, dice Rodríguez Palacios. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here