El Supremo mantiene la condena al PP por Gürtel pero ve excesivas menciones a la caja B

0
96
Tribunal Supremo

Agencias.- El Supremo ha mantenido la condena al PP al pago de 245.492 euros como partícipe a título lucrativo por el caso Gürtel en una sentencia en la que, no obstante, considera excesivas las menciones de la Audiencia Nacional a la caja B del PP porque ese asunto no se juzgaba y no hubo acusación ni defensa.

Éste era uno de las cuestiones más controvertidas que debía estudiar la Sala de lo Penal, que ha estimado parcialmente el recurso del PP, aunque sin efectos prácticos. El tribunal no entra a modificar los hechos probados de la sentencia que provocó la moción de censura que acabó con el Gobierno de Mariano Rajoy, de quien no se hace mención alguna en las 1.844 páginas de su resolución.

Confirma al PP como partícipe a título lucrativo por actos electorales que sufragaron las empresas del grupo Correa en las localidades madrileñas de Majadahonda y Pozuelo cuando Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda eran candidatos a esas alcaldías.

Por ello deberá abonar 133.628,48 euros por los actos llevados a cabo en Majadahonda y 111.864,32 euros por los de Pozuelo, al haberse constatado que se produjo un “enriquecimiento ilícito” en perjuicio de los intereses del Estado, generándose una obligación civil de devolución.

Respecto de Ana Mato, la sentencia ratifica su responsabilidad como partícipe a título lucrativo en la cuantía de 27.857,53 euros por los viajes y otros servicios que el grupo Correa ofreció a su familia. Su marido, el exalcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, ha sido condenado a 14 años y cuatro meses de prisión.

Aunque el alto tribunal haya confirmado la responsabilidad del PP, ve acertado, en parte, el voto particular del magistrado Ángel Hurtado en la sentencia de la Audiencia Nacional, por el que se opuso a hacer menciones sobre la caja b del PP porque era un aspecto que no se estaba enjuiciando en este asunto. De hecho, la presunta financiación ilegal del partido está pendiente de juicio, en la causa conocida como ‘papeles de Bárcenas’.

La Sala sostiene ahora que en la sentencia de primera instancia se hicieron afirmaciones “excesivas y expresivas”. En su sentencia argumenta que “no se puede afirmar una responsabilidad penal sin acusación o defensa” y recuerda que el PP fue traído al proceso como partícipe a título lucrativo que presupone que el beneficiario no solo no participó en el delito sino que desconoció su comisión.

El tribunal explica que “nadie acusó porque no se podía”, de modo que apuntar una responsabilidad no pretendida es tanto como situarse en el lugar de la acusación y condenar sin instancia de parte, dicen los magistrados.

“La contradicción en la que entra la sentencia es evidente, considerar que el PP era conocedor y responsable penal, aunque sea a efectos teóricos, supone entender que no era ajeno a los hechos penales, de modo que sería imposible aplicar la norma utilizada para imputar civilmente a dicho partido en el proceso penal y con base a una figura que exige la ajenidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here