Meses sin luz por los cultivos ilegales de marihuana en la Cañada (Madrid)

0
86

Tomar duchas de agua fría o estudiar a la luz de las velas son las nuevas rutinas de miles de vecinos afectados por los cortes de luz en el asentamiento de la Cañada Real de Madrid, que piden soluciones para una «pesadilla» causada por subidas de tensión en los cultivos ilegales de marihuana.

«Somos humanos. Nos han dejado a nuestra suerte, no sabemos qué podemos hacer», lamenta Loubna, vecina de la Cañada Real, que siente como un «castigo» estar sin luz por las ilegalidades que cometen otras personas.

En esta antigua vía pecuaria, de 14,4 kilómetros de longitud y hasta 100 metros de ancho, viven más de 7.500 personas.

Está dividida en seis sectores que discurren por los municipios de Madrid, Coslada y Rivas-Vaciamadrid, de los cuales el sexto lleva más de dos meses afectado por cortes de luz, aunque en el quinto también los ha habido durante varios días.

Una telaraña de cables se teje de tejado en tejado hacia las torres de alta tensión de este asentamiento, que sufre problemas urbanísticos y sociales desde hace más de medio siglo.

A pesar de que los vecinos quieran contar con una toma de luz legal, no pueden hacerlo. Es uno de los problemas históricos que subyacen en la Cañada Real ya que se levantó en un terreno catalogado como rústico, es decir, no urbanizable, por lo que no se pueden instalar contadores.

Fuentes de la empresa señalan a Efe que no han cortado el suministro y que las interrupciones se producen por «la sobrecarga en la red que producen consumos no localizados que se están registrando en los últimos meses y que han llegado a alcanzar un incremento de hasta el 500 %».

Se refieren, sin mencionarlo, a los cultivos ilegales de marihuana en el sector seis, que han provocado subidas de tensión y la caída de la red.

El pasado 24 de noviembre hubo una reunión entre representantes de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital, la Fiscalía Provincial y la Delegación del Gobierno para tratar de solucionar este problema.

La Policía Nacional llevó a cabo una macrooperación el 15 de octubre contra el cultivo de marihuana en la Cañada Real, donde participaron más de un centenar de agentes de la Policía Nacional, en la que se incautaron más de 1.000 plantas de marihuana y unos 45.000 euros en efectivo.

Sin embargo, las plantaciones ilegales de marihuana no han desaparecido.

«Lo que está sucediendo en la Cañada Real no es exclusivamente un problema de orden público. Más bien, se trata de un problema de carácter social», resaltan a Efe fuentes de la Delegación, que añaden que las soluciones en competencias en materia de vivienda, realojamientos y servicios sociales corresponde a la Comunidad de Madrid y a los ayuntamientos de la capital, Rivas Vaciamadrid y Coslada.

En estos dos meses ha habido varias manifestaciones de vecinos, que volverán a protestar el lunes, esta vez frente a la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid para denunciar que mientras la capital se ha llenado de luces de Navidad miles de personas siguen sin luz en la Cañada para afrontar su día a día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here