Ayuso inaugura un nuevo hospital centrado en atender a pacientes con covid

0
72
La presidenta de Madrid rodeada por Pablo Casado y Martínez- almeida, alcalde de Madrid

Madrid, 1 dic (EFE).- La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha inaugurado este martes el hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, que por el momento estará dedicado a atender a pacientes con coronavirus para tratar de descongestionar el trabajo de otros centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid.

El nuevo hospital, «pionero en España y sin precedentes en Europa», según Ayuso, será «un auténtico pulmón asistencial y una bomba de oxígeno para los profesionales del conjunto de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y del resto de España».

«Hoy es un día de esperanza, de ilusión y de confianza, que vamos a recordar durante largos años» porque, a partir de hoy, todos los madrileños y los españoles van a contar con un hospital que será «un referente a nivel internacional», ha comentado en la inauguración la presidenta madrileña, que ha expresado su voluntad de que el nuevo centro esté «abierto al resto de las comunidades autónomas».

En el acto ha estado acompañada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el presidente de la Asamblea regional, Juan Trinidad; el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; el presidente del PP, Pablo Casado; y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en representación del Gobierno nacional.

Imagen
La presidenta a su llegada al nuevo hospital.

No ha asistido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que tenía reunión del Consejo de Ministros pero que ha dicho que ha estado «perfectamente representado» por la secretaria de Estado, mientras que los líderes de los grupos parlamentarios del PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos han declinado la invitación al evento.

El portavoz de Más Madrid y la de Podemos en la Asamblea de Madrid han participado en una concentración de un centenar de personas convocada frente a las puertas del hospital por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), Juntas por la Pública, Summat y el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud (MATS).

Con gritos de «Ayuso dimisión», los manifestantes han denunciado el «negocio de la salud» y han criticado que la Comunidad de Madrid inaugure un nuevo hospital en lugar de utilizar las camas cerradas que hay en otros centros, así como la dotación de personal.

El nuevo hospital Isabel Zendal (en homenaje a la enfermera gallega nacida en 1771 que ayudó a combatir la viruela en el mundo) está ubicado en la zona de Valdebebas, junto al aeropuerto de Barajas, y fue construido exactamente en cien días siguiendo el espíritu del hospital temporal construido en el recinto ferial de Ifema durante la primera ola de la pandemia.

Tiene 80.000 metros cuadrados y cinco pabellones, tres de los cuales están dedicados a la hospitalización, con 10.500 metros cuadrados cada uno y un total de 1.056 camas, de las cuales 48 son de UCI.

El pabellón 2 empezará a recibir a partir de la próxima semana a sus primeros pacientes, que en primera instancia serán atendidos por los 116 profesionales que voluntariamente han pedido su traslado al nuevo centro.

Sin embargo, la Consejería de Sanidad estima que en este pabellón serán necesarias un total de 669 personas (103 médicos, 247 enfermeras y 179 auxiliares de enfermería, entre otros).

El consejero de Sanidad ha explicado en rueda de prensa que están preparando un plan para organizar en función de las necesidades el traslado de personal adicional, que saldrá de los 11.324 contratados con motivo de la pandemia.

«El hospital Isabel Zendal siempre va a tener personal dispuesto para dar respuesta a la capacidad asistencial que se nos vaya planteando desde las derivaciones de pacientes de otros hospitales», ha asegurado.

Todos los profesionales que trabajen en el Zendal harán un curso para conocer su funcionamiento, aunque en un principio todos serán profesionales familiarizados con el cuidado de pacientes con coronavirus.

Con el tiempo, el Isabel Zendal podrá especializarse en otras epidemias o catástrofes, siempre con el objetivo de liberar el trabajo del resto de hospitales de la región.

El consejero de Sanidad ha detallado que los primeros pacientes procederán principalmente de las urgencias de otros hospitales, pero no ha concretado el coste total del nuevo centro, que ronda los cien millones de euros, el doble de lo previsto.

Tampoco ha dado la cifra el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda, presente en la rueda de prensa, que ha remitido al Portal de Transparencia y al Portal de Contratación de la Comunidad, aunque ha negado que haya habido desviación presupuestaria o sobrecoste ya que «va a costar exactamente lo mismo que se ha contratado».

La infraestructura se caracteriza por su polivalencia y todo su recinto se ha diseñado con circuitos diferenciados para evitar riesgo de contagios.

Más allá de los tres pabellones dedicados a hospitalización, el Isabel Zendal cuenta con un cuarto pabellón, de casi 8.000 metros cuadrados, que albergará el almacén del Servicio Madrileño de Salud y podría usarse como el almacén principal de vacunas de covid-19 de todo el país, como ofreció Ayuso.

Además, hay un edificio de usos múltiples sanitarios que acogerá el centro de coordinadores del Servicio Madrileño de Salud y del SUMMA 112, así como el Laboratorio Regional de Salud Pública.

Protestas y gritos de «dimisión» a la llegada de Ayuso al hospital Zendal

Ayuso no ha accedido al recinto por su entrada principal, como sí han hecho el resto de asistentes, y ha evitado así pasar por delante de la manifestación convocada por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), Juntas por la Pública, el sindicato Summat de Emergencias 112 y el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud (MATS).

La dotación de personal del Zendal, motivo de las críticas de los sindicatos y partidos de izquierda, se hará con 111 trabajadores de otros centros que voluntariamente han pedido su traslado al nuevo hospital y con parte de los 11.500 contratados con motivo de la pandemia que se trasladarán desde otros hospitales, hasta completar las 669 plazas previstas.

El hospital, que costará finalmente cien millones de euros, el doble de lo previsto, contará con cinco módulos, de los cuales tres serán de hospitalización con capacidad para unos mil pacientes y 50 camas uci.

Su objetivo principal será descongestionar al resto de los hospitales de la región para que retomen su actividad habitual no covid. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here