EFE.-Los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer a un trabajador de 54 años de la residencia de ancianos L’Onada, de Alcanar, que este lunes ha quedado en libertad con cargos, por presuntas agresiones sexuales a dos mujeres residentes del centro.

El juzgado de Instrucción número 4 de Amposta (Tarragona), en funciones de guardia, ha decretado este mediodía libertad con cargos para este trabajador y ha decretado medidas cautelares que impiden al investigado comunicarse con las víctimas, acercarse a ellas y a la residencia. Además, deberá personarse cada 15 días en el juzgado.

Según ha explicado este lunes el comisario jefe de los Mossos, Joan Carles Molinero, el caso se destapó el domingo, cuando una de las víctimas, una anciana de 85 años, acudió a votar en las elecciones al Parlament de Catalunya acompañada por sus familiares.

A la hora de volver a la residencia, explicó que no quería regresar porque había sufrido varias agresiones sexuales por parte de un trabajador.

Después de hacer las oportunas comprobaciones y tomar declaración a otras personas ingresadas en el mismo centro, el domingo por la tarde mismo se procedió a la detención del trabajador.

El presunto agresor, de 54 años, pasará este lunes a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Amposta, mientras la policía autonómica continúa con la investigación y no descartan que pueda haber más víctimas.

Con el objetivo de poder determinar lo ocurrido, durante todo este lunes la policía toma declaraciones al resto de residentes y trabajadores del centro.

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha abierto un expediente a la empresa gestora de la residencia y ejercerá la acusación contra el detenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here