Bachillerato Internacional de la princesa Leonor, abierto a cualquier alumno

0
45
Princesa Leonor. Fuente twitter

Madrid, 21 feb (EFE).- El Bachillerato Internacional, que la princesa Leonor comenzará el próximo curso, es una modalidad abierta a cualquier alumno que no precisa del dominio de un segundo idioma pero sí de muchas ganas de aprender. El último adscrito al sistema, alejado de la clásica enseñanza memorística, es el instituto público  Los Castillos, de Alcorcón.

Este Bachillerato (IB), que se puede cursar en un centenar de centros públicos y privados en España, no es para “empollones” ni alumnos de familias con un alto poder adquisitivo; sin embargo dado que la demanda es superior a la oferta, la nota media de quienes entran en esta enseñanza en nuestro país es elevada.

En España existen 145 centros con esta modalidad, cincuenta de ellos públicos y el resto privados.

ÁNGELES MATEO, DIRECTORA DEL IES LOS CASTILLOS: “NOS CONQUISTÓ LA IDEA”

Ángeles Mateos dirige desde hace 14 años el IES Los Castillos de Alcorcón, en el sur de Madrid, un centro con recursos “modestos” que acaba de superar una larga evaluación por parte de la Consejería de Educación y la Organización del Bachillerato Internacional (IBO), fundación educativa creada en 1968 y con sede en Ginebra.

“Llevábamos desde hace años interesados en esta modalidad en la que el alumno está implicado en su proceso de enseñanza y aprendizaje. Esta idea nos conquistó”, explica a Efe.

Desarrolla las habilidades de pensamiento crítico del alumno, estimula su curiosidad, fomenta su capacidad de resolver problemas complejos y le empuja a examinar tanto el entorno local como el internacional. En definitiva, “busca que a través de la educación el mundo pueda mejorar”, subraya Mateos.

A su juicio, hay que desmontar los mitos en torno al IB, porque no está orientado ni a los más “empollones” ni a los ricos -en los centros públicos sólo hay que abonar un máximo de 200 euros anuales en concepto de exámenes-. “Los evaluadores huyen de que esto sea elitista”.

Y aunque tiene que haber un criterio de preselección, “la nota no es el único criterio”, explica Mateos, que invita a la princesa Leonor a visitar su instituto el próximo año, cuando tanto ellos como la primogénita de los reyes inicien el IB.

PAULA, ESTUDIANTE DE IB: “UNA EXPERIENCIA QUE ME HA MARCADO MUCHO

En similares términos, Paula, que hizo el Bachillerato Internacional en Francia, donde residían sus padres por cuestiones de trabajo, defiende que no es esencial “tener notas brillantes, pero los colegios españoles son más estrictos por el tema de plazas”.

“En mi centro todo el mundo hacía el Bachillerato Internacional y había muchos compañeros que sacaban cincos. Para nada es elitista“, subraya a Efe Paula, que actualmente cursa el grado de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid.

Entre las ventajas que destaca menciona la libertad de poder elegir las asignaturas que más te gustan -es un sistema que “no te encasilla en ciencias o letras“- y, sobre todo, “te hace curioso, te fomenta mucho la investigación en ciertos temas y querer aprender”.

Otra cuestión positiva, indica Paula, reside en que es “mucho menos memorístico; al final en el examen tienes que pensar sí o sí, porque son preguntas que no van tanto a la memoria como a relacionar conceptos. No es soltar el tema y ya, y a día de hoy recuerdo las cosas que aprendí”.

Los exámenes se prolongan durante todo un mes y aprobarlos supone no tener que pasar la Ebau (antigua selectividad) a no ser que el alumno quiera subir la nota obtenida.

El Bachillerato Internacional “me ha marcado mucho, es algo muy valioso que me ha enseñado valores y las clases reducidas -una media de 10 alumnos por clase– ayudan a tener una conexión especial con los profesores; ellos no te corrigen sino que están ahí para ayudarte”.

MICHAEL HARVEY, DE BRAINS: BUSCAMOS ALUMNOS A LOS QUE LES ENCANTE ESTUDIAR

El coordinador del Bachillerato Internacional de Brains International Schools, Michael Harvey, explica que el currículum y los exámenes finales del IB son iguales en todo el mundo y abren las puertas a todas las universidades. La princesa Leonor, que seguirá estos estudios en un centro de Gales (Reino Unido), “tendrá el mismo currículo y exámenes finales que hacemos nosotros y el resto de colegios en España”.

Los centros privados de Brains, que se ubican en la Comunidad de Madrid y en Canarias, también desarrollan el IB en Primaria (3-12 años) y en Secundaria (12-16 años), además del Programa de Diploma (16-19 años).

Harvey subraya que su entidad busca alumnos a los que “realmente les encanta estudiar: no es importante que sean magníficos en una asignatura pero tienen que tener unos hábitos de estudios muy constantes y que estén muy motivados, con eso es suficiente”.

Durante los dos años del IB, los chicos tienen seis grupos de asignaturas de las que eligen las que más les gustan o mejor se les da. “Por ejemplo un alumno que es brillante en matemáticas, física y química hace un nivel superior en esas tres materias y quizá elija un nivel medio en lengua y literatura, con lo cual es un programa muy equilibrado”.

Hay tres idiomas oficiales, francés, inglés y español, pero no es obligatorio conocer un segundo idioma. Las asignaturas se pueden estudiar en el nivel superior (equivalente al C1), medio (B1-B2) o sin conocimiento. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here