El Retiro reabre al 60 % y espera hacerlo al completo el 1 de abril

0
44
Parque del Buen Retiro.

Madrid, 22 feb (EFE).- El parque del Retiro, cerrado desde el 8 de enero para labores de inspección y seguridad por las afecciones causadas en el arbolado por la borrasca Filomena, ha reabierto este lunes el 60 % de su superficie, un 20 % más de lo previsto inicialmente, y espera hacerlo en su totalidad el 1 de abril.

Así lo ha anunciado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien ha acudido al parque el lunes por la mañana para comprobar el resultado de los trabajos y dar por reinaugurado el acceso al recinto.

Por tanto, vuelven a estar disponibles para el público la mayoría de las zonas de mayor afluencia, como por ejemplo el entorno del estanque, el paseo de coches, la Casa de Vacas o el acceso del Casón del Buen Retiro.

El 8 de febrero ya abrieron dos accesos del céntrico jardín: la puerta de Sáinz de Baranda, que conduce hasta la Biblioteca Eugenio Trías, y la de Reina de las Mercedes, que conecta con el quiosco de hostelería Florida Retiro.

Desde este lunes, en su horario habitual (de 6:00 a 22:00 horas), el 60 % de las 118 hectáreas del Retiro, incluidas zonas deportivas, estanciales e infantiles, vuelven a estar disponibles para los usuarios, manteniendo abiertos doce de sus diecisiete accesos.

Al norte, abre la Puerta de Hernani y la Puerta de Madrid; al este, la Puerta de O’Donnell, la Puerta de la América Española, la del 12 de Octubre, la Puerta de Herrero Palacios y la Puerta del Niño Jesús, además de las citadas de Sáinz de Baranda y Reina de las Mercedes; y, al oeste, quedan abiertas la Puerta del Ángel Caído, la Puerta de Murillo y la de Felipe IV.

Permanece cerrada la parte más dañada y en la que todavía no se ha podido revisar todo el arbolado, ubicada en buena medida cerca de la plaza de Mariano de Cavia, donde está concentrado el mayor número de pinos.

Almeida ha llamado a disfrutar del Retiro “con seguridad y con cuidado“, y ha subrayado que entrar en las zonas restringidas, marcadas con balizas, entrañan “un riesgo para la seguridad de las personas”, ya que no puede garantizarse “que no se puedan producir accidentes”.

“Por supuesto va a haber un dispositivo con el personal del parque del Retiro, pero también con Policía Municipal (…) para vigilar que en todas aquellas zonas que estén balizadas no se pueda entrar. Pero insisto, es imposible hacer un control a todos y cada uno de los madrileños”, ha recalcado el regidor.

Ha indicado, además, que entrar en zonas balizadas estará sancionado con multas, dado que “está tipificado acceder indebidamente a partes donde no se debe en los parques y zonas verdes de la ciudad”.

En un comunicado, el Ayuntamiento informad de que los agentes de la autoridad podrán sancionar a todo individuo que rebase estas zonas con multas desde los 60 hasta los 600 euros.

El alcalde ha avanzado, asimismo, que el mismo día 1 de abril está prevista la conclusión de las obras de la entrada al parque por la Puerta de Alcalá y de la avenida de México.

La borrasca Filomena, que tuvo lugar entre el 7 y el 9 de enero, afectó a unos 12.000 de los 17.000 árboles que conforman el parque del Retiro de Madrid, un millar de manera irreparable.

Almeida ha celebrado, no obstante, que los seis ejemplares incluidos en el catálogo de árboles protegidos “se han podido salvar“.

La posible replantación de los ejemplares perdidos “se someterá a criterios técnicos” y es “un poco prematuro aventurar” si se llevará a cabo, ha agregado.

El temporal provocó en la capital que más de 800.000 árboles de los 1,7 millones en conservación municipal podrían haberse visto dañados, aunque los servicios técnicos aseguran que el 90 por ciento serán recuperables.

El Ayuntamiento, que tras el temporal mantuvo cerrados todos los parques y zonas verdes de la ciudad de manera preventiva, ha ido recuperándolos progresivamente a lo largo de este mes, y en los últimos días ha reabierto parcialmente el parque Juan Carlos I, el Parque Lineal del Manzanares, una veintena de zonas de la Casa de Campo y las zonas estanciales del parque Juan Pablo II, entre otros espacios. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here