Políticas Sociales requiere mejoras en comidas de una residencia de Móstoles

0
79
Residencia Juan XXIII de Móstoles.

Móstoles, 25 feb (EFE).- La Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid ha enviado un requerimiento al Ayuntamiento de Móstoles para que mejore algunos aspectos del servicio de comidas que se ofrece a los residentes de la Residencia de Mayores Juan XXIII, de titularidad municipal.

Este requerimiento se produce después de que algunos residentes y familiares lleven semanas quejándose de la calidad de la comida que se sirve en el centro a través de un servicio de cátering contratado por el Ayuntamiento tras vencer, hace cuatro meses, el contrato de la cocinera que atendía el servicio en el centro.

Fuentes de la Consejería han señalado a Efe que los técnicos de la Dirección General de Atención al Mayor y la Dependencia hicieron una visita de inspección al centro el 9 de febrero pasado, detectando entonces “una serie de deficiencias” en este servicio, que ya han sido comunicadas a la dirección y al Consistorio.

Los técnicos comprobaron, entre otras cuestiones, que los alimentos elaborados por el servicio de cátering llegan al centro cada dos días, por lo que han instado a que estas entregas se realicen “a diario”, proporcionando alimentos frescos y cocinados “en el mismo día” para “garantizar la salubridad de los mismos”.

Además, los técnicos han solicitado que el centro guarde las muestras de comidas “durante cinco días” y que los menús estén a disposición de residentes y familiares “para que puedan probarlos previamente”, aspectos que vienen recogidos en la normativa y que la residencia municipal “no está cumpliendo”, añaden estas fuentes.

Por otra parte, durante la visita también comprobaron que la residencia aún no tiene la preceptiva autorización de funcionamiento de servicio sanitario integrado en organización no sanitaria, un trámite que deben realizar los propios técnicos municipales, y que no contaba esa semana con un fisioterapeuta en la plantilla.

Por último, han reclamado al Ayuntamiento que envíe a la Consejería de Políticas Sociales las actas de las inspecciones de Sanidad que se hayan realizado en el centro, después de que hace unos días desde el Consistorio aseguraran que un informe de Sanidad había dado el visto bueno a las comidas servidas en el centro.

Desde el PP, que denunciaron hace ya meses que el contrato para el servicio de comidas en esta residencia, había finalizado sin tener preparados los nuevos pliegos, ha solicitado varias veces la “normalización” del contrato, prescindiendo del actual servicio de catering que ha suscitado las quejas de residentes y familiares.

Según el PP, los residentes han denunciado “la baja calidad de la comida, cruda, mal condimentada” y los familiares se lamentaban de que “en la mayoría de los casos la dejaban en las bandejas sin tocar“, por lo que “empiezan a ver con preocupación el estado de nutrición de sus mayores que se niegan a comerla”.

Sin embargo, la edil de Derechos Sociales y Mayores, Lola Triviño (PSOE), ha señalado en reiteradas ocasiones que los mayores de la residencia “están comiendo la misma comida que todos los mayores que reciben los menús a domicilio” y que, en el caso de la residencia, “se termina de cocinar en las propias instalaciones”.

Es mentira que nuestros mayores estén comiendo mal. Verificamos y comprobamos que la comida que repartimos tanto dentro como fuera de la residencia sea una comida de calidad, bien cocinada y condimentada y en todo momento se está garantizando el servicio y el cuidado de la alimentación de nuestros mayores”, se insistía. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here