Dos detenidos por agredir a una policía en los disturbios en Madrid por Hasél

0
54
Protestas Pablo Hasél
Protestas Pablo Hasél

Madrid, 26 feb (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, uno de ellos menor de edad, que el pasado miércoles 17 de febrero agredieron a una agente en la Puerta del Sol en Madrid durante los disturbios ocurridos durante una protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

Uno de los detenidos tiene 38 años y varios antecedentes por robo con violencia y lesiones, mientras que el otro arrestado tiene 17 años, según han informado este viernes a Efe fuentes policiales.

Durante los disturbios en Madrid, un grupo de violentos llegó a agredir a una oficial de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

La agente cayó al suelo tras tropezar con un patinete que le arrojó presuntamente el detenido menor de edad. Posteriormente fue golpeada de forma violenta y repetida con un palo de madera, supuestamente por el otro arrestado.

Las investigaciones realizadas junto con la Brigada de Información y las imágenes que captó el helicóptero han permitido a la Policía identificar a estos dos hombres.

Uno de los detenidos ya fue puesto a disposición judicial y el otro fue trasladado a las dependencias del Grupo de Menores de la Policía Nacional.

No obstante, la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Esa misma noche, la Policía Nacional detuvo a 19 personas, seis de ellos menores de edad, por su participación en estos hechos delictivos.

El titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, en función de guardia de detenidos, acordó la libertad de las 13 personas mayores de edad.

Esta convocatoria, no comunicada a la Delegación del Gobierno, reunió a cientos de personas que se congregaron en la Puerta del Sol bajo pancartas en las en las que podía leerse “Libertad Pablo Hasél. Amnistía total” o “Pablo Hasél libertad, fuera la justicia franquista”, firmada por el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria.

Durante más de una hora la tensión fue aumentando y se produjeron cargas policiales, quema de mobiliario urbano y saqueos de tiendas de ropa en las calles aledañas.

En una plaza blindada con un fuerte dispositivo policial los manifestantes arrojaron mobiliario urbano, adoquines, botellas y otros objetos a los miembros de las Unidades de Intervención Policial.

Posteriormente, los violentos provocaron incendios en calles próximas como Arenal, Correos o la travesía del Arenal, en las que destrozaron escaparates de tiendas de ropa y saqueado su interior.

Como consecuencia de los disturbios, 55 personas resultaron heridas, 35 de ellas agentes de la Policía, todos leves, y el resto manifestantes o viandantes que pasaban por la zona en ese momento. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here