EFE.-Un total de 38 estudiantes y varios profesores fueron liberados este sábado tras haber sido secuestrados por hombres armados la madrugada del pasado 17 de febrero en un colegio del estado de Níger, en el oeste de Nigeria, según confirmaron a última hora de ayer fuentes oficiales a Efe.

“Sí, puedo confirmar que los estudiantes, profesores y familiares de estos que fueron secuestrados han sido rescatados”, aseguró en declaraciones telefónicas a Efe la portavoz del gobernador del estado de Níger, Mary Noel Berje, y subrayó que “no se ha dejado a nadie atrás, han sido todos rescatados”.

Los atacantes irrumpieron en el Colegio de Ciencia del Gobierno (CSG, en sus siglas en inglés) en la zona de Kagara el día 17 hacia las dos de la madrugada, tras someter a los guardias de seguridad que lo custodiaban, y asaltaron primero las dependencias de los trabajadores para después capturar a algunos alumnos y profesores.

El retorno de los alumnos y docentes tuvo lugar un día después del secuestro masivo de 317 alumnas -que siguen desaparecidas- la madrugada del jueves al viernes en la Escuela de Secundaria de Ciencias del Gobierno, un colegio público femenino situado en la ciudad de Jangebe, en el estado nigeriano noroccidental de Zamfara.

Asimismo, hace apenas dos meses, el 11 de diciembre del año pasado, 344 estudiantes fueron secuestrados en una escuela en la ciudad de Kankara, en el estado de Katsina (noroeste), en un ataque que reivindicó el grupo yihadista Boko Haram, si bien las autoridades lo atribuyeron la acción a bandidos armados, que suelen atacar en Katsina y otros estados del noroeste.

Los alumnos fueron liberados una semana más tarde, en un bosque del estado vecino de Zamfara, horas después de que los terroristas publicaran un vídeo que supuestamente mostraba a varios de los más de 300 estudiantes secuestrados.

BOKO HARAM CREADO EN 2002

Boko Haram fue creado en 2002 en Maiduguri (capital del estado nororiental de Borno) por el líder espiritual Mohamed Yusuf para denunciar el abandono del norte del país por las autoridades.

En aquel momento perpetraba ataques contra la Policía nigeriana, al representar al Estado, pero desde que Yusuf fue abatido por agentes en 2009 el grupo entró en una espiral de radicalización.

Desde entonces, el noreste de Nigeria está sumido en un estado de violencia provocado por Boko Haram, que busca imponer un Estado de corte islámico en este país, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here