Madrid recuerda a víctimas del 11M con un acto de Estado presidido por el rey

0
161
Restos de uno de los vagones de los atentados del 11 M.

Madrid, 10 mar (EFE).- Diecisiete años después, Madrid recordará este jueves a las víctimas de los atentados del 11M en un aniversario con restricciones por la pandemia, en el que el homenaje central lo constituye un acto de Estado presidido por los reyes, en el que estará presente el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

Este acto se enmarca en la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, que en esta ocasión tiene lugar en Madrid, y en la jornada que cada año se celebra en memoria de las 193 víctimas mortales que provocó la masacre.

El homenaje tendrá lugar a las 16.00 horas en los jardines del Palacio Real, lo que facilitará el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias para la prevención de contagios por la covid, y contará con la presencia de diversas autoridades y representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Previamente, a las 09.00 horas, en la Puerta del Sol, se recordará a las víctimas junto a la placa en memoria de los fallecidos, los heridos y quienes los socorrieron aquel día.

Asistirán la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, acompañados de representantes de distintas instituciones.

La Comisión Europea conmemora el decimoséptimo Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo en un acto, a las 9.30 horas, en el que participará la comisaria para Asuntos de Interior, Ylva Johansson, y el ministro del Interior, Fernando GrandeMarlaska, junto con otras autoridades nacionales y de países de la Unión Europea.

Durante la conmemoración, personas que han sido víctimas de terrorismo, asociaciones de víctimas y servicios de emergencia compartirán sus testimonios y experiencias.

Como viene siendo tradicional, al mediodía, en el Parque de El Retiro, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) conmemorará la acción terrorista junto a los 191 cipreses y olivos que componen el Bosque del Recuerdo.

Su presidenta, Maite Araluce, ha destacado a Efe la dignidad, valentía, coraje y superación de las víctimas, y ha recordado los esfuerzos de esta asociación “para que no nos hagan invisibles” porque eso significaría “enterrar nuestras reivindicaciones de verdad, memoria, dignidad y justicia”.

También la Asociación 11M-Afectados del Terrorismo celebrará los habituales actos en los cuatro puntos en los que estallaron las bombas: Estación de Atocha, calle Téllez, Santa Eugenia y El Pozo.

En estos actos, convocados junto a los sindicatos CCOO y UGT y la Unión de Actores y Actrices, el aforo está limitado a 50 personas, salvo en el de la estación de El Pozo, en el que participarán 150. En todos ellos se guardarán las medidas higiénicas como el uso de mascarillas y la distancia de seguridad.

Diecisiete años después, esta asociación incide en la importancia de construir el relato objetivo de lo que ocurrió para que las generaciones futuras no lo olviden y pide que se construya en Madrid un Centro Memorial dedicado a las víctimas del terrorismo yihadista, ha señalado a Efe su presidente, Eulogio Paz Fernández.

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M no ha organizado ningún acto y aprovechará este aniversario para llamar la atención sobre la prescripción de la masacre que permitirá la impunidad de los culpables que no fueron reconocidos ni juzgados.

En total 193 personas de 17 nacionalidades distintas -la española la más numerosa con 143 víctimas- perdieron la vida en los atentados: 34 en el tren que explotó en la estación de Atocha; 63 a su paso por la calle Téllez; 65 en el de la estación del Pozo; 14 en la de Santa Eugenia y 16 en diferentes hospitales, la última de ellas, en 2014, tras permanecer en coma diez años.

A estas se sumó el policía del GEO Francisco Javier Torronteras tres semanas después, el 3 de abril de 2004, como resultado de las heridas sufridas cuando siete miembros del comando yihadista autor de la masacre se suicidaron utilizando los explosivos que almacenaban en un piso de Leganés (Madrid). EF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here