EFE.-La policía ha liberado a 18 mujeres en España y Rumanía que eran obligadas a prostituirse por una red internacional de proxenetas que tenía su centro de operaciones en Girona, pero que desplazaba a las mujeres por Reino Unido, Dinamarca y Alemania, y que las tatuaba para marcar su propiedad.

Entre las 18 mujeres liberadas – 7 en España y 11 en Rumanía-  había una chica menor de edad, a la que, además de prostituir, obligaban a producir fotografías y material pornográfico.

Se han practicado 19 detenciones, 11 de ellas en Rumanía y 8 en España, donde se ha arrestado a los dos máximos responsables de la red, que han ingresado en prisión por orden judicial, han informado este sábado los Mossos y la Policía Nacional.

Al parecer, las mujeres eran captadas en Rumanía por miembros de la organización con los que iniciaban una relación sentimental, pero que posteriormente, mediante agresiones y coacciones, las trasladaban a España, Dinamarca, Alemania o Reino Unido y las obligaban a prostituirse en las calles o en clubes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here