Detenido otro miembro de la saga de Goyito: su hermano huía en coche robado

0
163

Madrid, 24 mar (EFE).- La Policía Nacional ha detenido en Alcobendas a Cristian, apodado El Ruso, hermano del conocido alunicero El Goyito, tras presuntamente darse a la fuga en un control policial con un vehículo robado y refugiarse en una casa donde había más de diez kilos de marihuana.

No es la primera vez que se detiene a un familiar de Gregorio Rodríguez El Goyito, y de hecho sus dos hermanos mayores, Cristian (de 33 años) y Óscar (de 36), cuentan con numerosos antecedentes policiales. Óscar fue arrestado junto a Goyito en abril de 2018 durante una huida de la policía tras haber presuntamente asaltado un concesionario de coches.

A pesar de su historial delictivo ambos están lejos de la hoja policial de El Goyito, quien a sus 28 años cuenta con más de sesenta detenciones a sus espaldas, según fuentes de la investigación.

Tras entrar y salir de prisión en varias ocasiones, El Goyito ingresó en la cárcel el pasado mes de enero por orden de un juzgado de Parla, donde fue arrestado tras por un robo perpetrado en una tienda de telefonía de esa localidad unos meses antes, cometido supuestamente mientras disfrutaba de un permiso penitenciario tras haber sido condenado en julio de 2020 a 2 años y 8 meses de cárcel por varios robos con fuerza cometidos en enero de 2019 en la Comunidad de Madrid.

Ahora ha sido arrestado su hermano Cristian, de 33 años y con catorce antecedentes policiales por diversos delitos como robo con fuerza, contra la seguridad vial o contra la salud pública, según han informado fuentes policiales a Efe.

En este caso se le imputan los delitos de robo de vehículo, resistencia y desobediencia a agente de la autoridad, delito contra la seguridad del tráfico y contra la salud pública.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado domingo cuando los agentes desplegaron un control policial en una vía pública de la localidad de Alcobendas.

Uno de los vehículos que pasó por este punto aumentó la velocidad y, sin responder a la órdenes de los agentes, rebasó la inspección policial llegando a poner en peligro a uno de los agentes, que tuvo que esquivar al coche para no ser atropellad, según las fuentes.

Por ello se inició una persecución por la zona urbana que finalizó en un camino rural, donde los agentes tuvieron que cruzar un riachuelo para dar alcance al coche fugado.

El conductor abandonó el turismo en marcha y continuó su huida a pie tirando al suelo dos destornilladores y un sistema para hackear centralitas de vehículos.

Tras saltar la verja de una parcela se refugió en el interior de una vivienda donde, en una primera inspección de los alrededores, los agentes vieron una gran cantidad de plantas de marihuana, que posteriormente intervinieron.

La madre de Cristian abrió la puerta a los agentes, que encontraron a Cristian tumbado en su cama, arropado y con la misma ropa que vestía en la persecución.

Los agentes comprobaron que el vehículo presentaba signos evidentes de su sustracción: el bombín de la puerta del conductor se encontraba fracturado y el sistema de arranque manipulado.

El legítimo propietario del coche dijo que desconocía este suceso y la ubicación de su vehículo en ese momento, confirmando que había sido sustraído.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here