Madrid modificará la normativa para incluir las ‘cocinas fantasma’

0
61

Madrid, 30 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid inspeccionará los locales susceptibles de estar funcionando irregularmente como ‘cocinas fantasma’ y dará cabida expresamente a este tipo de actividad en la reforma del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aunque asegura que sólo hay una decena en la actualidad.

El delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, ha anunciado en declaraciones a los medios durante el pleno municipal que la intención del Ayuntamiento es verificar que todos los establecimientos de la ciudad “cumplen con el ordenamiento”.

Más Madrid y el PSOE llevan meses denunciando la proliferación de ‘cocinas fantasma’, dedicadas exclusivamente a la producción de comida para su reparto a domicilio y que han provocado quejas de vecinos por el ruido, los olores y el ajetreo de los repartidores.

Fuentes ha recordado que las primeras licencias para este tipo de actividades se concedieron a 2018, cuando “a nadie le pareció mal”, y ha asegurado que “no hay más de una decena” que le consten al Ayuntamiento, ya que muchos de los locales que se han denunciado como ‘cocinas fantasma’ son realmente servicios de catering, escuelas de hostelería u obradores.

En cualquier caso, el Ayuntamiento está “trabajando en una modificación de la normativa, adecuando el PGOU del 1997 a los requerimientos de los vecinos y de la sociedad actual”.

“Modificaremos y mejoraremos las condiciones de uso industrial para que todas estas actividades tengan cabida en la ciudad”, ha anunciado el delegado.

El pleno municipal ha debatido una iniciativa del PSOE con varias medidas, como “revisar de oficio todas las licencias concedidas para la actividad de elaboración de comidas”, comprobar aquellas con declaraciones responsables, verificar sus afecciones al entorno y exigirles las correspondientes dotaciones de aparcamiento y plazas de carga y descarga.

Una proposición que ha decaído con el voto en contra del PP, Cs y Vox, y que según Fuentes sólo contenía actuaciones “que ya se están haciendo” y que se planteaba en unos términos de “revisionismo urbanístico” que “machacaría” la seguridad jurídica.

La socialista Mercedes González, quien ha aseverado que en los últimos dos años han aparecido en el interior de la M-30 “27 localizaciones” con cocinas ilegales, y que en algunas de esas ubicaciones hay cerca de 40 cocinas, por lo que Madrid podría tener más de 250 instalaciones de este tipo al acabar 2021.

González ha alegado que no hay ordenamiento que revisar porque “la normativa existe” y, si se aplicase, muchas de estas cocinas “no estarían”; el problema, a su juicio, es que no se hace “ni una sola inspección”.

También la edil de Más Madrid Mar Barberán ha reclamado intervenir contra unos negocios que “tienen claramente efectos nocivos para los vecinos” y que suponen “una competencia desleal para la hostelería tradicional“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here