Condenado a 27 años de cárcel por robar y matar a un tapicero en Madrid

0
295
Audiencia Provincial de Madrid. Fuente: Twitter.

Madrid, 15 abr (EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 27 años y medio de cárcel al hombre que entró a robar en una tapicería del Paseo de Extremadura de Madrid en noviembre de 2019 y mató al dueño, al que sustrajo su cartera para luego usar su tarjeta de crédito en varias ocasiones.

La sentencia de la Sección Cuarta de la audiencia madrileña, a la que ha tenido acceso Efe, condena a Emilio S.A. a 23 años de prisión por asesinato, a cuatro años y seis meses de cárcel por robo con violencia y delito leve de estafa, así como a indemnizar con un total de 426.000 euros a su mujer y sus dos hijos.

Tras la celebración del juicio con jurado el pasado mes de marzo, la Sala considera probado que el 4 de noviembre de 2019 el acusado, que ahora tiene 46 años y cuenta con varios antecedentes policiales, entró en el establecimiento Tapifer Decoración situado en el Paseo de Extremadura y que estaba abierto al público al ser las 11:30 horas.

Para robar y no ser reconocido, el procesado agredió al propietario del establecimiento, Fernando L.F., de 62 años, «con la intención de quitarle la vida» y le dio «varios golpes en la cabeza con un objeto contundente, haciéndolo de forma repentina para evitar que pudiera defenderse, de tal manera que nada eficaz pudo hacer Fernando para repeler dicha agresión», que le produjo dos fracturas craneales abiertas que le causaron la muerte.

Además propinó a la víctima siete puñaladas en la espalda que le alcanzaron el pulmón y le perforaron la arteria aorta, «estando vivo aún en ese momento Fernando, pero sin que conste que estuviera consciente y que, por tanto, los pinchazos que causaron esas heridas le produjesen sufrimiento», detalla el fallo.

A continuación el ahora condenado se apoderó de una cartera y de una tarjeta bancaria de la víctima «con la intención de obtener un provecho ilícito» y luego hizo varias compras con esa tarjeta sin necesidad de que tuviera que identificarse ni introducir el correspondiente número PIN al tratarse de compras de pequeños importes. En total gastó 135 euros.

Uno días después la Policía le detuvo y desde entonces permanece en prisión.

Estos hechos los reconoció el acusado durante el juicio y posteriormente el jurado popular le consideró culpable la muerte, del robo con violencia y de usar la tarjeta de la víctima. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí