Absuelto el policía que atropelló mortalmente en Sol a un peatón en 2016

0
326
Audiencia Provincial de Madrid. Fuente: Twitter.

Madrid, 19 abr (EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a un agente de la Policía Nacional acusado de homicidio por imprudencia y conducción temeraria por atropellar mortalmente en 2016 a un peatón en la Puerta del Sol cuando el funcionario acudía con otro compañero en un coche patrulla a una emergencia.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la sección 30 de la Audiencia Provincial sostiene que los conductores «no están obligados a prever lo que en principio es imprevisible» y que si el acusado acudía a atender una situación de emergencia, estaba autorizado a superar los límites normales de velocidad.

«No podía, en conclusión, imaginar que un peatón se iba a caer justo delante de su coche», esgrime la resolución que absuelve al agente del delito de homicidio por imprudencia grave, por el que la acusación particular solicitaba cuatro años de prisión, y otros tantos por el delito de conducción temeraria. La Fiscalía, sin embargo, pedía la absolución.

Para el tribunal los hechos acreditan que en la madrugada del 16 de octubre de 2016 dos vehículos policiales se dirigían a una emergencia por una reyerta en la calle Ministriles del barrio de Lavapiés cuando en una segunda patrulla, en la que viajaban dos agentes y conducía el procesado que atropelló a Hilario, la víctima, de 35 años, que iba acompañado de otro hombre.

Según el relato de la sentencia, el fallecido perdió el equilibrio y cayó de bruces justo delante del coche policial, que circulaba a una velocidad próxima a los 55 km/h, y cuyo conductor no tuvo tiempo de reaccionar, por lo que el coche golpeó y arrastró unos metros al peatón.

En su declaración en el juicio, celebrado el 23 de marzo, el acusado lamentó no haber visto a la víctima hasta «centésimas o milésimas de segundo» antes del atropello, ya que ambos salieron de detrás del ascensor que da acceso al Metro de Madrid y que se encuentra «muy cerca» del carril bici.

El policía procesado explicó que, pese a la gran afluencia de personas que había en la plaza, el lugar de los hechos estaba «despejado», situación que también describieron tanto su acompañante como los otros dos policías que viajaban en la primera patrulla.

Para el tribunal el problema «se reduce» a saber si el conductor acusado tuvo suficiente tiempo de reacción. O, si lo habría tenido en el caso de circular más despacio. «La respuesta es no. No, porque Hilario y su acompañante andaban por la acera adoquinada y, por la dirección de su marcha, paralela al carril bici, en sentido hacia la calle Mayor, nada hacía prever que súbitamente lo invadiera», concluye. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here