EFE.- La Policía calificó este domingo de “violencia inaceptable” los disturbios que tuvieron lugar en la noche de este primero de mayo en la capital alemana, con un número indeterminado de detenciones.

Tras una jornada con una veintena de manifestaciones y apenas incidentes, pequeños grupos de violentos reventaron la tradicional marcha revolucionaria, que arrancó a media tarde con unos 10.000 participantes.

Los violentos quemaron contenedores y lanzaron botellas y piedras a los agentes, y éstos respondieron con gas lacrimógeno. La manifestación se dio por terminada antes de tiempo, después de que el propio convocante fuese agredido por unos desconocidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here