Madrid desde el 9 de mayo: sin toque de queda y cierre de bares a medianoche

0
221

Madrid, 7 may (EFE).- La Comunidad de Madrid eliminará la prohibición de reuniones de no convivientes en domicilios y no mantendrá el toque de queda a partir de este domingo 9 de mayo, cuando finaliza el estado de alarma, momento en que además ampliará el horario de cierre de bares y restaurantes de once a doce de la noche.

En vísperas del último día bajo el estado de alarma decretado en octubre, el Gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso ha expuesto los puntos clave de su estrategia para las próximas semanas, que transcurrirán con las restricciones más laxas desde julio del año pasado.

En una rueda de prensa, los consejeros en funciones de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, han insistido en censurar la “pereza legislativa” del Gobierno de Pedro Sánchez, al entender que ha dejado a las autonomías sin “cobertura suficiente” para la adopción de “medidas restrictivas de derechos individuales”.

No obstante, la Comunidad de Madrid quiere seguir imponiendo restricciones a la movilidad en las zonas básicas de salud con mayor incidencia de coronavirus, medida que en principio se mantendrá y cuya ratificación se pedirá al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

De momento, la Fiscalía ya ha solicitado al TSJM que ratifique el confinamiento perimetral en cinco de las catorce zonas donde la Comunidad planea aplicar estas restricciones a partir del lunes.

En cambio, Madrid ha renunciado a intentar prolongar la prohibición a las reuniones de no convivientes en domicilios, aunque la Consejería de Sanidad sí seguirá recomendando que se eviten.

También recomienda que a partir del 9 de mayo las agrupaciones en espacios públicos o privados estén limitadas a seis personas, salvo que sean convivientes, de modo que, por primera vez desde el pasado 29 de julio, no habrá límite al número de participantes en una reunión.

En general continúan las limitaciones de aforo para los distintos establecimientos, mientras que, junto a la hostelería, amplían horario los centros comerciales (hasta las once de la noche) y los cines, teatros y auditorios, que podrán alargar sus funciones hasta las doce de la noche, no pudiendo empezar las sesiones después de las 23 horas.

El consejero en funciones de Justicia, Interior y Víctimas ha apelado a la responsabilidad individual para cumplir con las nuevas normas y ha anunciado la puesta en marcha un plan específico para evitar concentraciones de personas y botellones.

Por lo pronto, el Ayuntamiento de la capital ya ha anunciado que los fines de semana desplegará un refuerzo de 200 policías municipales para controlar los botellones y el cumplimiento de los horarios de los locales.

Todas estas decisiones se han adoptado en un contexto de “tendencia descendente” de la incidencia del coronavirus en la región, según el consejero de Sanidad en funciones, que asegura que la situación sigue “controlada” tanto en Atención Primaria, como en el Summa y los hospitales.

Escudero ha precisado que la incidencia acumulada lleva más de diez jornadas a la baja, situándose en 317 casos por cada 100.000 habitantes a catorce días, lo que supone que en una semana ha disminuido en 67 puntos.

Por otro lado, ha informado de que el número de pacientes con covid-19 ingresados en los hospitales madrileños es de 2.454, de los que 1.913 están en planta y 541 se encuentran en las UCI, lo que supone un descenso de casi 200 pacientes con respecto a la semana pasada.

Escudero ha señalado que las medidas de prevención y contención frente a la covid-19 planteadas por la Comunidad de Madrid van enfocadas al control de aforos y horarios para mantener la tendencia decreciente, a lo que espera que contribuya el aumento de la cobertura de vacunación.

La Comunidad de Madrid supera los 2,5 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus administradas, de las que más 1,7 millones son primeras dosis y más de 675.000 son segundas dosis, por lo que el 12,4 por ciento de la población diana tiene la pauta completa (las dos dosis de vacunas administradas) y el 31,7 por ciento de la población diana de la región está vacunada con la primera dosis.

Por franjas de edad, el cien por cien de los mayores de 80 años tiene la pauta completa, salvo algún caso excepcional, el 89,5 por ciento de las personas entre 70 y 79 años tiene ya la primera dosis, al igual que el 72,9 por ciento de las personas entre 60 y 69 años. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here