Los dos únicos pueblos ‘rojos’ de Madrid

0
30
Fuente: Twitter.

Madrid, 8 may (EFE).- Tan sólo dos de los 179 municipios de la Comunidad de Madrid han apostado por el PSOE en las elecciones autonómicas del 4 de mayo: El Atazar y Fuentidueña de Tajo, unos pueblos donde el mensaje de “libertad” de Isabel Díaz Ayuso no ha calado entre los vecinos, que bromean por ser “los únicos rojos” en toda la región.

Además, en estos comicios hubo empate en el municipio de Navarredonda y San Mamés entre las listas socialistas y ‘populares’, mientras que el PSOE quedó en segundo lugar en 83 municipios, Más Madrid en 65, Vox en 26 y Unidas Podemos en dos.

El Atazar, un pueblo de la sierra madrileña conocido por su caudaloso embalse, tiene 102 personas empadronadas y 88 censadas para votar, de las cuales 22 han elegido al PSOE y 18 al PP.

Una diferencia escasa pero suficiente para teñir de rojo este pueblo en un mapa electoral de la Comunidad de Madrid mayoritariamente azul.

“Ha sido casualidad”, dice a Efe una vecina con cierto hastío, ya que ha respondido en otras ocasiones a preguntas de medios de comunicación que se han acercado hasta el pueblo para tratar de averiguar los motivos de esta inclinación del electorado por el PSOE en medio de una victoria arrolladora de Isabel Díaz Ayuso (PP).

Sin embargo, otra vecina que está en el único de los dos bares de El Atazar que permanece abierto no entiende por qué el resto de pueblos madrileños no han votado en la misma línea que el suyo.

El dueño de este bar no desvela el sentido de su voto durante la conversación y no tiene claro por qué el PSOE ha ganado.

“El Atazar siempre ha sido socialista, casi siempre sale el PSOE” y, de hecho, el alcalde el socialista, comenta a Efe una trabajadora del Ayuntamiento.

La preferencia por el PSOE se ha mantenido de forma continuada en El Atazar desde las elecciones de 2011.

En cambio, en el pueblo de Fuentidueña de Tajo el PSOE ha ganado en todas las elecciones autonómicas incluidas las del pasado 4 de mayo, lo que le convierte en el verdadero bastión socialista en la región.

Esta pequeña localidad del sureste de la región, a 70 kilómetros de la Puerta del Sol, tiene 2.100 habitantes de los que 1.656 estaban llamados a votar.

En concreto, este 4 de mayo el 34 por ciento de los electores apostaron por el proyecto de Ángel Gabilondo (aunque esto supone una caída de 20,1 por ciento con respecto a las elecciones de 2019), mientras que el 30,7 por ciento apoyaron el mensaje de Ayuso (un 15,8 por ciento más que en los pasados comicios).

“El mensaje de libertad y el marketing de Ayuso no ha calado en Fuentidueña”, asegura a Efe el alcalde de Fuentidueña de Tajo, José Antonio Domínguez, quien subraya que los vecinos de este municipio se han posicionado “con arraigo” por su pueblo y el Gobierno que “sí trabaja por ellos”.

Además, Domínguez defiende que sus vecinos “quieren tener libertad, pero también entienden que hay que dar prioridad a la sanidad“, y cree que se han resistido a dar la victoria a un PP que durante décadas ha “ignorado” sus peticiones.

Por ejemplo, el alcalde recuerda que llevan años pidiendo a la Dirección General de Carretera construir una variante a la pista que actualmente atraviesa el pueblo y por la que pasan cientos de camiones a la semana, con el peligro que eso conlleva, especialmente en el entorno del colegio y la guardería.

Los vecinos del pueblo bromean sobre el hecho de haberse convertido “en los únicos rojos de Madrid” y piden que el foco mediático que se ha puesto sobre ellos pueda beneficiarles y que finalmente la Comunidad de Madrid les dote, como también piden, de un pediatra.

Juan, uno de los comerciantes del pueblo, señala a Efe que es una “alegría” demostrar que hay madrileños que “piensan más allá de irse a tomar unas cañas, aunque ello perjudique a la hostelería”; algo en lo que coincide Antonio, que sostiene que “no estamos para pensar en esas frivolidades”.

Añaden los dos que “cuando Ayuso haga algo por ellos, entonces se verá”, y piden al resto de pueblos que “no se dejen llevar” por promesas que no les afectan, y piensen “en lo que de verdad” necesitan en sus pueblos. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here