Denuncian «desbordamiento» en la atención a la salud mental de los menores

0
230

Madrid, 10 may (EFE).- La Asociación Madrileña de Salud Mental (AMSM) denuncia la «grave situación de desbordamiento» en la atención a la salud mental infanto-juvenil en Madrid, con una media diaria «de 20 niños y adolescentes en lista de espera para ingresos urgentes en toda la Comunidad, con picos de hasta 35» menores.

Los casos más graves esperan «en las urgencias de los hospitales durante 3-5 días llegando a esperar hasta una semana para poder ingresar», mientras que quienes pueden «aguantar en una situación precaria en sus domicilios pueden demorarse hasta un mes para una hospitalización de carácter urgente«, asegura la AMSM en un comunicado.

A falta de cifras oficiales, «queremos transmitir nuestra preocupación por algunos datos alarmantes» que indican «un importante aumento de los problemas de salud mental en la población infantojuvenil«, indica la AMSM.

El colectivo de menores «es de los que más signos está dando del agravamiento de los problemas de salud mental» por la pandemia y las crisis económica, social y de cuidados.

La red de centros ha sido mermada tras dos décadas de recortes, según la AMSM, que denuncia «desigualdades y la disparidad» en las primeras citas en psiquiatría y psicología infanto-juvenil en los Centros de Salud Mental.

En los últimos meses de 2020 y los primeros de 2021 el incremento de los ingresos y urgencias hospitalarias de menores obligaron a «la reconversión temporal de una unidad de hospitalización de adultos del Gregorio Marañón en una de adolescentes hasta la apertura de una nueva unidad en el Hospital 12 de octubre«.

En los centros de salud mental las listas de espera han llegado a «duplicarse o triplicarse en algunos lugares». Así, en algunos centros la lista de espera de psicología «se sitúa en octubre-noviembre (4-5 meses) en primera consulta y de psiquiatría hasta en 2-3 meses».

En los hospitales de día que atienden de manera intensiva a población con patología grave, la lista de espera para poder presentar un caso (no necesariamente ingreso) «llega en algunos centros hasta febrero de 2022».

Pese a la apertura del hospital de día infanto-juvenil adscrito a La Paz y la nueva unidad de hospitalización breve del 12 de octubre, la AMSM considera que el aumento de las urgencias y las hospitalizaciones «son solo la punta del iceberg de una serie de malestares sociales que no pueden ser abordados únicamente a través del aumento de unidades de hospitalización».

El sufrimiento de esos menores y muchas alteraciones de conducta son fruto de «tensiones familiares y la pérdida de apoyos en su entorno inmediato», además de la reducción de sus espacios de socialización.

Reforzando únicamente los dispositivos asistenciales de máxima especialización se corre «el riesgo de abordar de forma descontextualizada el malestar del menor«.

«Urge aumentar la dotación multidisciplinar de los equipos de los centros de salud mental» con trabajadoras sociales, enfermeras, psicólogas y psiquiatras.

«Hacemos un llamamiento a las autoridades a abordar estos problemas de manera urgente», concluye. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here