Los jóvenes llevan sus preocupaciones a Cibeles en el IV Pleno Adolescente

0
133
Fuente: Twitter.

Madrid, 12 may (EFE).- El IV Pleno Adolescente ha vuelto a llenar de jóvenes este miércoles el Palacio de Cibeles, donde han podido reclamar algunas cuestiones surgidas a raíz del coronavirus, como controles de contaminación acústica ahora que se da clase con las ventanas abiertas y entra más ruido o atención psicológica para paliar las consecuencias de la pandemia.

Acabar con el amianto en los centros educativos o más alumbrado viario para sentirse más seguros han sido otras de las cuestiones abordadas en este pleno en el que los jóvenes han hecho especial hincapié en el acoso en las aulas, pidiendo acciones para atajarlo y formación para el profesorado, y también han incidido en cuestiones de diversidad, reclamando charlas en los centros sobre sexualidad y género, una guía de lenguaje inclusivo o que haya puntos violeta y puntos arcoíris para el colectivo LGTBI por la ciudad.

Con estas ideas han vuelto los jóvenes al Pleno Adolescente, cuya última sesión se celebró a principios de febrero de 2020 y que en esta ocasión, por el coronavirus, ha contado con la asistencia de 20 concejales en potencia, mientras otros nueve lo han seguido de manera telemática.

Llegados desde las COPIAS, los órganos de Participación de los Niños, Niñas y Adolescentes de los distritos, los jóvenes ediles han sido recibidos por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que les ha dicho que se sientan “orgullosos” de su esfuerzo a lo largo de la pandemia, aunque les ha advertido de que todavía “no podemos cantar victoria”.

El regidor les ha trasladado que su opinión “cuenta” porque son “la mejor esperanza de un mejor futuro para la ciudad de Madrid“, y les dicho que hará todo lo posible para que este año haya un segundo pleno adolescente, un compromiso que hizo en 2020 pero que la pandemia impidió.

Tras ello, los jóvenes han expuesto por equipos multitud de necesidades y propuestas, muchas de ellas, como han reconocido, ajenas al Consistorio, pero han pedido a la corporación que las traslade a quien “corresponda” en la Comunidad de Madrid, como que se busque una alternativa a la plataforma Educamadrid porque “no funciona” bien.

Los jóvenes, que han vuelto a reclamar un seguimiento serio de sus propuestas, han pedido una ciudad más limpia e igualitaria entre los distritos, más accesible y más sostenible, con más zonas verdes, o un refuerzo de los servicios sociales.

Una vez propuestas las iniciativas ha llegado la respuesta del delegado de Familias, igualdad y Bienestar Social, y de los grupos políticos, representados en Andrea Levy (PP), Arantxa Cabello (Vox), Mar Espinar (PSOE) y Cuca Sánchez (Más Madrid).

Después de poner en valor su trabajo, Aniorte les ha trasladado dos anuncios relacionados con sus peticiones.

Por un lado, se va a impulsar un programa de acoso escolar y de apoyo en las familias en los Centros de Apoyo a las Familias (CAF), y además, en relación a la salud mental de los jóvenes y el impacto del confinamiento, el 1 de junio comenzará un programa piloto para personas de entre 14 y 30 años en los centros juveniles.

Aniorte ha explicado que el proyecto comenzará con cuatro psicólogos en el centro juvenil ‘El sitio de mi recreo‘, aunque también prestarán servicio al resto de la red de centros a partir de la demanda.

En el turno de réplica de los jóvenes ediles, varios de ellos han reprochado a la concejal de Vox que hable de “ideología de género” cuando ellos reclaman charlas en las aulas sobre diversidad sexual y de género o sobre feminismo.

Han rechazado unánimemente que se trate de adoctrinamiento y han ejemplificado la necesidad de abordar estas cuestiones en los centros con comentarios despectivos de otros compañeros, al tiempo que uno de los adolescentes ha censurado el cartel electoral de Vox contraponiendo a un menor extranjero no acompañado con una mujer pensionista, que Cabello ha defendido como “completamente cierto”. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here