Santiago Segura aplaude a los empleados esenciales en el pregón de San Isidro

0
75
Pregón de San Isidro a cargo del actor Santiago Segura

Madrid, 13 may (EFE).- Desde el balcón de la Casa de la Villa, aunque sin ser las ocho de la tarde, Santiago Segura ha aplaudido a los trabajadores esenciales del Ayuntamiento de Madrid durante el pregón de San Isidro, que el actor y director madrileño ha trufado de chascarrillos y ha culminado cantando a capella la zarzuela ‘La Gran Vía’.

Tanto Segura como el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, han coincidido en poner en valor el trabajo de los empleados de los servicios esenciales municipales, parte de los cuales han escuchado el pregón en la vallada plaza de la Villa, donde se han dispuesto sillas con su correspondiente distancia de seguridad.

Miembros de Samur Social, de Policía Municipal, personal de limpieza y parques y jardines, bomberos, agentes de movilidad, Samur-Protección Civil, personal de EMT y de Calle 30, entre otros, han recibido el aplauso del pregonero y de la hilera de presentes que han presenciado el pistoletazo de salida de las fiestas de San Isidro desde el otro lado de la valla.

“Son nuestros servidores públicos, mujeres y hombres que se dejan la piel más allá de lo que deberían (…). Cada día a las ocho os aplaudíamos desde el balcón, y yo que ahora estoy en este balcón, aunque no son las ocho, os sigo aplaudiendo desde el pregón”, ha dicho Segura desde la antigua sede del Ayuntamiento de Madrid.

Acompañado en el balcón por el alcalde; la vicealcaldesa, Begoña Villacís; la delegada de Cultura, Andrea Levy; y miembros de la oposición, Segura ha invitado a los madrileños a celebrar la fiesta de San Isidro “de manera responsable” y con precaución, “sin paranoias pero con cautela”.

“Estamos en la recta final, no vayamos a cagarla ahora”, ha dicho Segura.

“La meta está ahí, la estamos viendo”, ha advertido Almeida en el primer pregón de su mandato, ya que el año pasado las fiestas patronales de la ciudad quedaron canceladas por la pandemia del coronavirus.

Santiago Segura ha sucedido de esta forma a Elvira Lindo, pregonera en 2019, de quien se ha acordado en su discurso, y también de la maestra de ceremonias de 2018, Almudena Grandes.

Con esas “dos maestras de la pluma” dando el pregón antes que él, Segura ha explicado que su objetivo con este año ha sido conseguir cumplir una serie de “reglas” para crear el pregón “perfecto”.

Una de esas reglas es la “justificación del madrilieñismo”, punto en el que ha comentado que fue el segundo niño en nacer en el hospital La Paz, o que estudió el bachillerato en el instituto San Isidro.

“Un instituto bien castizo. Allí estudiaron varias personas ilustres: Pío Baroja, Juan Carlos I y yo mismo. Vamos, que quitando a Baroja tampoco tantos ilustres”, ha comentado.

Segura ha plagado el discurso de anécdotas y de referencias a personalidades como Berlanga y Joaquín Sabina, ha recordado el famoso ‘relaxing cup of café con leche’ de Ana Botella, ha señalado el parecido del actual alcalde con Austin Powers y ha leído un fragmento del pregón que en 1985 leyó Fernando Fernán Gómez antes de culminar cantando a capella la zarzuela ‘La Gran Vía’.

Aunque, eso sí, ha explicado que su final de pregón ideado era ponerse en directo la vacuna contra el coronavirus -se hubiera puesto cualquier, incluso la “Astraciénaga”-, algo que no ha podido ocurrir porque desde el Ayuntamiento se le indicó que no forma parte de los grupos prioritarios de edad. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here