Parricidas de Godella (Valencia). Fuente twitter

EFE.- Gabriel y María, los padres de los niños asesinados en Godella (Valencia), han sido encontrados culpables del crimen cometido sobre los dos pequeños en la noche del 14 de marzo de 2019, si bien a la madre, por una causa de inimputabilidad debido a un brote esquizofrénico, correspondería una medida de seguridad consistente en internamiento en un centro psiquiátrico.

Así lo ha determinado en su veredicto el jurado que ha deliberado durante dos días tras el juicio por estos hechos que se ha celebrado desde el pasado 31 de mayo en la Ciudad de la Justicia de Valencia, según el cual consideran que los dos participaron en la muerte, en las lesiones que costaron la vida a los pequeños, y que ambos los enterraron.

En el caso de María, el jurado ha considerado probado por una mayoría de 7 a 2 de sus miembros que no era consciente de sus hechos y por tanto es inimputable.

El fiscal pide 25 años de prisión para cada uno de ellos, con un máximo de 40 años de encarcelamiento para el padre y de internamiento en un centro psiquiátrico para la madre, por padecer esquizofrenia y tener alterada las facultades que harían posible su imputación.

El juicio comenzó el pasado 31 de mayo tras la selección del jurado y se ha venido desarrollando en la Ciudad de la Justicia de València a lo largo de los últimos días a partir de la acusación por dos delitos de asesinato que el fiscal presentó contra el padre de los niños, que tiene doble nacionalidad belga y mexicana (sin antecedentes penales) y 27 años, y la madre, española y de 25.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here