Ayuso afronta mandato con el apoyo externo de Vox y un Gobierno continuista

0
143

Madrid, 18 jun (EFE).- Isabel Díaz Ayuso ha sido investida este viernes como presidenta de la Comunidad de Madrid con el apoyo externo de Vox y afrontará su segunda legislatura hasta 2023 con un Gobierno continuista, en el que ha primado además la experiencia en la gestión recuperando a veteranos como Carlos Izquierdo y Concepción Dancausa, del ala más conservadora del PP.

Tras ser investida presidenta con los votos de PP y de Vox, Ayuso gobernará en solitario durante dos años con el único apoyo externo del partido que lidera Rocío Monasterio y ya sin Ciudadanos, que fue su socio de Gobierno en la anterior legislatura.

Nada más ser investida, Ayuso ha dado a conocer en un comunicado los miembros de su Ejecutivo, en el que ha reducido de 13 a 9 las consejerías (por debajo de las 10 que pretendía conformar), sin Vicepresidencia y con la continuidad de seis de los siete consejeros populares que la acompañaron en el anterior mandato, cuando gobernaba en coalición con Ciudadanos.

La excepción es María Eugenia Carballedo, que dejó la Consejería de Presidencia tras ser elegida presidenta de la Asamblea de Madrid.

Para completar su Gobierno, Ayuso ha recuperado a antiguos dirigentes del PP con dilatada experiencia política como Dancausa, del ala conservadora, que fue delegada del Gobierno en Madrid, presidenta de la Asamblea, estuvo en el Ayuntamiento de la capital y ha sido hasta ahora viceconsejera de Vivienda y Administración Local.

El otro nuevo fichaje del Gobierno de Ayuso es Carlos Izquierdo, quien ya fue consejero con Ángel Garrido y Cristina Cifuentes.

También se ha confirmado la vuelta de la exconsejera de Ciudadanos Marta Rivera de la Cruz que, aunque fue cesada tras la ruptura del Gobierno con la formación naranja, volverá a ser consejera de Cultura y Turismo e incorpora Deportes a sus carteras.

Durante su intervención en la segunda sesión del debate de investidura, Ayuso no ha desperdiciado la ocasión de volver a arremeter contra el Gobierno de Pedro Sánchez en el día en que “probablemente empieza el fin del sanchismo en España”, puesto que las elecciones del 4 de mayo supusieron “un bofetón a esa forma de gobernar para toda España que estaba sumiendo al país en una profunda depresión”.

“Quizás ha comenzado una nueva etapa de ilusión en España porque todos los ciudadanos que se oponen a Pedro Sánchez se han dado cuenta de que otra forma de hacer las cosas es posible y que hay luz al final del túnel”, ha indicado.

Ayuso se ha mostrado dispuesta a buscar “espacios comunes” con Vox porque con la izquierda, ha dicho, “es imposible”, y ha tendido la mano a Monasterio, quien ha vuelto a poner encima de la mesa exigencias para esta legislatura como la derogación de las leyes LGTBi y el cierre de Telemadrid porque, según la líder de Vox, “no es un servicio público” sino “un pozo sin fondo”.

Monasterio ha pedido a Ayuso que sea “valiente” para hacer frente a la inseguridad generada a su juicio por la inmigración, asunto que ha encendido el debate después de que la portavoz de Vox acusara al diputado de Unidas Podemos Serigne Mbayé de entrar de forma “ilegal” a España y “lucrarse” vendiendo “a las puertas de los comercios”.

Las portavoces de la izquierda han criticado estas palabras de Monasterio y han dejado en evidencia en sus discursos su rechazo a Ayuso.

Así, la portavoz de Más Madrid, MónicaGarcía, ha declarado este viernes el inicio de la “cuenta atrás” para que ella y Ayuso “intercambien asientos” en los comicios de 2023, y le ha recomendado que “se vaya olvidando” si espera una legislatura “de rodillo y seda”.

La portavoz socialista, Hana Jalloul, ha dicho que su voto en contra es un acto de “responsabilidad cívica” porque Ayuso es una “aprendiz aventajada” de la corrupción que ejecutaron sus antecesores en la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Y en representación de Unidas Podemos la portavoz, Carolina Alonso, ha advertido de que este nuevo Gobierno de Ayuso supondrá una “regresión de los derechos y del bienestar de los madrileños”, porque el PP basa sus políticas en hacer “propaganda”.

Tras su investidura, Ayuso tomará posesión este sábado del cargo de presidenta en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, arropada por el líder del PP, Pablo Casado, y todos los presidentes autonómicos del partido, incluido Alberto Núñez Feijóo, y el lunes 21 de junio será el turno de los consejeros. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here