La Guardia civil sobre Dominican Don’t Play: “Es una secta destructiva”

0
143

Madrid, 19 jun (EFE).- Dos guardias civiles relacionados con la investigación del asesinato de un joven en las fiestas de 2017 en San Agustín de Guadalix (Madrid), han realizado en el juicio una radiografía sobre el modus operandi de los Dominican Don’t Play (DDP), a los que ha calificado de “secta destructiva”.

Ambos, del grupo de grupo de información que se encargó de esta investigación en lo que se refiere a esta banda latina, han comparecido este viernes en una nueva sesión del juicio por este crimen y que se está celebrando ante la Audiencia Provincial de Madrid con jurado popular.

En el banquillo se sientan seis presuntos integrantes del “coro” (grupo) de Alcobendas de los DDP, y un séptimo joven que no pertenece a la banda pero que les acompañaba en la noche del crimen, que se originó supuestamente por un enfrentamiento previo entre un amigo de la víctima y un dominicano relacionado con dicho grupo.

La Fiscalía pide 22 años de cárcel para Nene, presunto líder del grupo, y 20 años para otros cinco miembros del grupo por delitos de homicidio, pertenencia a organización criminal y tenencia de armas.

Para el séptimo acusado solicita 13 años de prisión, aunque le exime del delito de pertenencia a esta banda.

Respecto a los DDP, los agentes han expuesto que se trata de una banda “jerarquizada, con una disciplina férrea y que se educan en la violencia“.

Han subrayado además que sus componentes no toman ninguna decisión sin la autorización del líder y que la banda posee “códigos” en los que se expone la normativa que deben cumplir sus miembros.

“Entran muchos jóvenes y ya no pueden salir. Es una secta destructiva”, ha lamentado el agente responsable de la investigación.

Los dos agentes han comparecido para ratificar las conclusiones de su informe en las que determinan que los procesados formaban parte de dicha banda latina y que Nene, que se ha mostrado molesto con sus afirmaciones, era el “soberano” o jefe de este grupo.

También han considerado que lo ocurrido ese día no fue casual y que los seis principales acusados fueron “organizados” para perpetrar uno de sus ataques violentos, a los que los miembros de la banda denominan “caídas”.

Entre otros indicios de la pertenencia de esto a esa banda latina, los agentes han destacado que encontraron documentación relacionada con los DDP en algunas viviendas de estos jóvenes, así como gorras, rosarios y otros complementos que se atribuyen a los integrantes de la banda.

También han hecho referencia a vídeos y fotografías en las que varios de los acusados aparecían juntos y realizaban gestos “característicos” la organización.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here