El rey pide que España no olvide y aprenda de todo lo vivido con la pandemia del covid

0
203
Los reyes junto a Araceli Hidalgo, la primera ciudadana en recibir la vacuna del covid.

EFE.-El rey ha pedido este jueves “mantener viva la memoria” de lo que ha supuesto para todos la pandemia del covid y “no permitir el olvido” porque esa memoria “también se ejerce aprendiendo de todo lo vivido”, ha asegurado, convencido de que España “jamás” olvidará a quienes se enfrentaron al virus.

En el discurso que ha pronunciado en el homenaje a las víctimas de la pandemia, celebrado como hace ahora un año en la Plaza de la Armería del Palacio Real, el jefe del Estado, acompañado de la reina Letizia, ha lanzado un mensaje de esperanza por el “impulso” que las vacunas y los nuevos tratamientos suponen para vencer la pandemia.

El monarca ha ofrecido su “abrazo emocionado” a quienes han perdido a sus familiares o amigos, aunque ha reconocido que “no existen palabras que de verdad consuelen la ausencia de un ser querido”, y ha expresado la “gratitud infinita” de la sociedad hacia los profesionales sanitarios que “entregaron lo más preciado que tiene el ser humano, su propia vida”.

Momentos antes, y como reconocimiento a todos ellos, ha entregado cuatro grandes cruces de la Orden del Mérito Civil a las familias de cuatro sanitarios fallecidos por el covonavirus: el cirujano Joaquín Díaz Domínguez, el otorrinolaringólogo Jesús Algaba, el auxiliar de enfermería Pablo Riesgo y la ginecóloga Nedialka Veleva. 

ARACELI HIDALGO DE 97 AÑOS, PRIMERA EN SER VACUNADA.

Araceli Hidalgo, la primera persona vacunada en España, ha intervenido este jueves en el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus que presiden los reyes, donde ha pedido a los jóvenes “que respeten la pandemia”.

A finales de diciembre de 2020, sólo nueve meses después de declararse la pandemia, Araceli, de 97 años, se convirtió en la primera ciudadana española en ser vacunada. Desde entonces, casi 25 millones de personas han sido vacunadas con pauta completa en España. Acompañada de su hija Carmen Rodríguez Hidalgo, Araceli ha representado esta mañana a la primera generación que recibió la vacuna, los mayores.

“Pido a los Gobernantes que no olvide nuestro dolor”

“Pido a nuestros Gobernantes que no dejen de tener presentes a nuestros fallecidos, que no olviden nuestro dolor”, ha reclamado María Díaz Diñeiro, hija de médico fallecido por coronavirus, en el Homenaje de Estado las víctimas de la Covid-19, que este año está dedicado, de manera especial, a los profesionales sanitarios que fallecieron combatido esta enfermedad en primera asistencial.

Segura de que “saldremos a delante”, con el dolor de “ausencias que ocupan demasiado, silencios atronadores, heridas que ningún cirujano puede cerrar”, María, que ha intervenido en representación de los familiares de los 102 trabajadores del sector sanitario fallecidos durante la pandemia, ha hablado de su padre, el doctor Joaquín Díaz Domínguez, jefe del servicio de Cirugía y aparto digestivo del Hospital La Paz, de Madrid, fallecido a los 67 años el 18 de abril de 2020, a pocos meses de su jubilación.

También ha pedido a la sociedad que cuide a sus cuidadores, es decir a todos los profesionales sanitarios que forman parte de un Sistema Nacional de Salud “único”, que “basa su fortaleza en el capital humano que esta pandemia irremediablemente ha dejado lastrado”.

“Tenéis tiempo para reponeros, para reconstruir la vocación”, les ha dicho a ellos; a la sociedad le ha pedido que “no olviden que el sanitario que les atienden llevan cargada la espalda de demasiado sufrimiento”.

María Díaz Diñeiro ha dado paso a la familia del doctor Jesús Algaba, el otorrinolaringólogo de 79 años fallecido en San Sebastián en noviembre de 2020, es el más veterano de los homenajeados. El doctor Algaba, una referencia internacional en su especialidad, estuvo trabajando de manera entregada hasta el último momento.

Le ha seguido la familia de auxiliar de enfermería, Pablo Riesgo, de 26 años es el más joven de los homenajeados. Llevaba un año trabajando en el Hospital de Jove, Asturias. Según han informado, dedicó su vida a ayudar a los demás y estuvo en primera línea de lucha contra la pandemia hasta su fallecimiento, en febrero de 2021.

Finalmente, ha recogido la Cruces de la Orden del Mérito Civil la familia de la doctora Nedialka Veleva, ginecóloga de nacionalidad española, de 68 años. Nacida en Bulgaria, llevaba colegiada en Baleares desde 1995 y ejercía su profesión en un centro privado de Palma. Falleció en enero de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here