Madrid, 21 jul (EFE).- El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha comenzado la sesión de este miércoles guardando un minuto de silencio en recuerdo de Isaac, un joven de 18 años con síndrome de Asperger que fue apuñalado por la espalda el pasado 14 de julio, por un grupo de al menos tres personas, en un túnel del barrio de Pacífico de Madrid.

La Policía investiga estos días el asesinato de este joven, apodado Little Kinki, mientras que numerosas asociaciones y la Confederación Autismo España condenan el crimen, que atribuyen a un “supuesto delito de odio por razón de discapacidad”.

También estos días se ha producido una amplia movilización en redes sociales para condenar este asesinato, con la etiqueta #JusticiaParaIsaac.

Además, el 17 de julio tuvo lugar una concentración en el Parque del Oeste en la que alrededor de medio millar de personas pidieron “justicia para Isaac”, en una zona donde los jóvenes raperos suelen juntarse para celebrar “batallas de gallos”, muy próxima al intercambiador de Moncloa.

El joven formaba parte de una familia humilde y de pocos recursos, lo que ha llevado al Ayuntamiento de Madrid a hacerse cargo de su entierro, que tuvo lugar el pasado viernes, en el Cementerio de La Almudena, en la más estricta intimidad, como habían solicitado sus familiares. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here