Aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz a donde llegan los refugiados afganos. Foto Moncloa

Madrid, 21 ago (EFE).- La Unión Europea mantiene contactos operativos sobre el terreno con los talibanes, pero no ha tenido conversaciones políticas ni reconoce su régimen, y advierte: las ayudas al país son condicionadas y no habrá ni un euro si se vulneran los derechos y libertades de las mujeres.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, han expresado este sábado el compromiso y la «responsabilidad moral» de las instituciones y países miembros para ayudar a los afganos, tanto los evacuados como los que permanecen en el país.

Juntos han visitado la base aérea de Torrejón, en Madrid, donde se ha instalado un campamento para cobijar a los afganos que llegan a Europa evacuados desde Kabul, que después se distribuyen entre los países miembros de la Unión Europea.

En una rueda de prensa conjunta, los mandatarios han admitido que el pueblo afgano sufre una «auténtica tragedia», pero se han comprometido a trabajar tanto en lograr la repatriación segura de los que opten por abandonar el país como por el establecimiento de corredores seguros para que los refugiados no caigan en manos de mafias ni de trata de personas.

«Necesitamos pensar en aquellos que están en un peligro inminente: periodistas, defensores de los derechos humanos, mujeres y niñas», ha señalado la presidenta de la Comisión Europea, y ha hecho un llamamiento a los países que han participado en misiones en Afganistán a «dar suficientes cuotas de reubicación» para acomodar a todas las personas que requieren protección.

Europa reclama además que Afganistán no dé marcha atrás y que se mantengan los logros referentes a los derechos de las mujeres y niñas.

La presidenta de la Comisión Europea ha señalado que han llegado los «ecos» de personas perseguidas por sus empleos o mujeres a las que no se ha dejado acudir al trabajo y ha advertido: los fondos a la ayuda al desarrollo a Afganistán, 1.000 millones de euros, están condicionados al respeto a los derechos de mujeres.

«No se puede destinar ni un euro de ayuda humanitaria a un régimen que le niegue a mujeres y niñas sus plenos derechos y libertades y el acceso a sus trabajos y sus estudios. Podemos escuchar atentamente las palabras de los talibanes, pero lo que haremos será medirlos por sus actos», ha agregado.

Y también Sánchez ha apuntado que «serán los actos, los hechos, los que nos dirán cuál es el grado de credibilidad de los talibanes».

A día de hoy, hay contactos con los talibanes sobre el terreno, pero «no hay conversaciones políticas» ni reconocimiento, sino que se debate «cómo facilitar que las personas puedan llegar al aeropuerto». «Es bueno hablar si se pueden salvar vidas», ha señalado la presidenta de la Comisión Europea.

Los mandatarios han admitido además que lo ocurrido en Afganistán, donde los talibanes han tomado el poder ante la retirada de las tropas extranjeras, es un «golpe muy duro para la comunidad internacional».

El presidente del Gobierno ha reivindicado la memoria de los españoles que han fallecido en Afganistán y ha defendido que los 20 años de misión de la OTAN no han sido «en balde» porque se ha sembrado «una semilla» que, espera, puede germinar en un futuro.

«Hay generaciones que han podido recibir educación y nadie les podrá quitar la capacidad de tomar sus propias decisiones», ha agregado Von der Leyen.

La UE ha cifrado en 3,7 millones de personas los desplazados internos en Afganistán, un 80 % mujeres y niños, y se compromete a incrementar el presupuesto comunitario de 57 millones de euros destinado a ONG.

Los dirigentes europeos se han felicitado además por la rápida acción europea para evacuar a los colaboradores afganos y han elogiado a España como estandarte del «alma de Europa en su mejor expresión», al tiempo que han pedido una actuación conjunta a «escala global», que reclamarán también ante el G7.

«Tenemos que ofrecer rutas seguras y globales organizadas por la comunidad internacional», ha recalcado la presidenta de la Comisión, mientras que Michel ha apuntado que el Consejo va a debatir el enfoque migratorio de cooperación con terceros países con el objetivo de lograr una migración «ordenada».

Los esfuerzos de España y de la Unión Europea se han traducido por el momento en la llegada de cuatro aviones a Torrejón, a los que esta tarde se unirán otros dos vuelos con afganos evacuados a bordo, que, como ha ocurrido con los cerca de dos centenares llegados desde la madrugada del jueves, permanecerán uno o dos días antes de ser derivados.

Los traslados se han iniciado ya hacia Dinamarca o los países bálticos, ha detallado Sánchez, y continuarán en los próximos días. En los centros de acogida españoles se atenderá a quienes pidan asilo en el país.

SÁNCHEZ DEFIENDE LA RESPUESTA A LA CRISIS

En clave nacional, Sánchez ha asegurado que el Gobierno ha estado desde el inicio de la crisis «pendiente y encima» y, preguntado por las críticas de la oposición ha dicho que se queda con la imagen de unidad transmitida este sábado y los mensajes recibidos de comunidades autónomas y ciudades para colaborar.

Y ha destacado que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha estado en contacto con los portavoces parlamentarios y que los ministros que están gestionando la crisis -los de Asuntos Exteriores e Inclusión- comparecerán en el Congreso porque están a disposición de las Cortes.

Sus explicaciones no han convencido, sin embargo, al líder de la oposición, Pablo Casado, que ha exigido que Sánchez rinda cuentas sobre la crisis, como han hecho otros mandatarios europeos, y también sobre los problemas de España, y que lo haga en sede parlamentaria.

Al referirse al acto que ha tenido lugar en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) el líder del PP ha calificado de «acierto» el respaldo de los políticos europeos.

«Y por tanto el Gobierno de España ha de estar a la altura de la confianza que nuestros socios europeos nos dan», ha argumentado, pero ha criticado que Sánchez «ha estado ausente» y le ha exigido «explicaciones publicas y rendir cuentas ante el parlamento de este tema y de otros muchos». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here