Aglomeraciones y retrasos en Cercanías de Madrid por la huelga en Renfe

0
213

Madrid, 30 sep (EFE).- Un total de 325 trenes que tenían que cumplir los servicios mínimos en la huelga de maquinistas de Renfe no han circulado este jueves en Rodalies (Cercanías) de Cataluña, en Cercanías de Valencia y, en menor porcentaje, en los de Madrid, donde se han producido ausencias injustificadas de maquinistas, según denuncia la operadora ferroviaria.

Renfe ha informado de que se ha suspendido la circulación del 50 % de los servicios en Rodalies de Cataluña (195 trenes que tendrían que haber circulado como servicios mínimos), el 57 % de las Cercanías de Valencia (43 trenes de los servicios mínimos) y el 26 % en las de Madrid (87 trenes de los servicios mínimos), lo que ha causado retrasos y aglomeraciones.

A todas estas suspensiones se unen las que sí estaban contempladas en la resolución de servicios mínimos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (suspensión del 25 % de los trenes en hora punta), y de la Generalitat de Catalunya (suspensión del 15 % de los trenes en hora punta).

Por otra parte, la circulación ha sido “prácticamente normal” en el resto de núcleos de Cercanías de toda España (Bilbao, San Sebastián, Santander, Sevilla, Málaga, Asturias, Cádiz o Murcia-Alicante), así como en los trenes de media distancia y en los Ave, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity, donde los servicios mínimos se han cumplido casi en su totalidad.

En opinión de Renfe, la ausencia de los maquinistas para operar esos trenes que no han circulado es “injustificada” y “deliberada”, por lo que estudia medidas contra quienes “han decidido no presentarse en sus puestos de trabajo a pesar de disponer de carta de servicios mínimos”.

Sin embargo, el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), convocante de la huelga y que representa al 85 % del colectivo, ha asegurado que “todo trabajador con carta de servicios mínimos ha acudido a trabajar” y explica que en Rodalies “se han entregado menos de un tercio de los servicios mínimos” a los trabajadores.

“Todos los trabajadores que han recibido y firmado la carta de servicios mínimos han acudido a su puesto de trabajo para realizar el tren que les han indicado”, sostiene el sindicato en un comunicado.

Además, acusa a Renfe de haber desprogramado 500 trenes respecto a la orden ministerial que establece los servicios mínimos, sobre los que el grupo ha hecho una “mala gestión” que ha provocado, en su opinión, “que no se entregue la carta de servicios mínimos a muchos maquinistas”.

La huelga continuará los días 1, 4, 5, 7, 8, 11 y 12 de octubre para reivindicar el cumplimiento del plan de empleo y de los acuerdos sobre el traspaso de competencias en transporte ferroviario a las comunidades autónomas, así como la recuperación de todos los puestos de trabajo y los servicios que se han suprimido en los últimos meses (700 empleados menos y 1.000 trenes al día menos).

Durante las siete jornadas restantes, con la huelga de maquinistas coincidirán los paros parciales convocados por Sindicato Ferroviario en contra de “la caótica situación en que se encuentra sumido -en su opinión- el grupo Renfe, como consecuencia de unas políticas de empresa basadas exclusivamente en la internacionalización”.

Renfe ha pedido disculpas a los viajeros que están sufriendo las consecuencias de una huelga que considera “absolutamente injustificada”, derivada de una “posición inadmisible” por parte del sindicato de maquinistas.

“La empresa está cumpliendo el plan de empleo pactado con los sindicatos y quiere incorporar al servicio este año 920 maquinistas nuevos”, indica la operadora en un comunicado.

Al respecto, explica que una parte de esos maquinistas nuevos no se ha podido incorporar (340) por los problemas que pone el propio sindicato para que puedan ser formados y homologados en el interior de las cabinas de conducción.

Los servicios mínimos esenciales en Cercanías son del 75 % en hora punta y del 50 % el resto del día, mientras que en trenes de media distancia se establece una media del 65 % de los servicios habituales, y en los de alta velocidad y larga distancia, el 72 %. Para los trenes de mercancías, el porcentaje es del 24 %.

A los viajeros afectados por trenes suprimidos, Renfe les ofrecerá, siempre que sea posible, viajar en otro en el horario más aproximado al adquirido, o anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here