Diez años del adiós de ETA: de 595 presos a 185, 66 ya en el País Vasco

0
105
Ángeles Pedraza, presidenta de honor de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT).

EFE.- El 20 de octubre de 2011 un total de 595 etarras estaban en prisión en España, otros 140 en Francia. Diez años después del cese de la violencia y con la política de dispersión en liquidación, la radiografía es bien distinta: Hay 185 presos de ETA recluidos en 19 cárceles ubicadas desde Madrid al País Vasco, donde ya cumplen sus penas 66 reclusos.

Los datos de Instituciones Penitenciarias confirman que las cárceles comienzan a vaciarse de etarras. Solo en esta década han dejado de estar entre rejas 373 reclusos de la organización terrorista.

El ritmo de descenso ha sido paulatino desde 2012, año el que los que salían empezaban a superar a los que ingresaban. Sin olvidar el efecto de la derogación de la doctrina Parot, que supuso en poco más de dos meses la excarcelación de 63 etarras.

Según las previsiones de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), en otros diez años tendrán liquidada su condena otro centenar, de forma que en 2031 quedarán en prisión 83. A más corto plazo, en un periodo de cinco años, los cálculos de la asociación sitúan a 47 presos en la calle.

Con el paso del tiempo y, sobre todo, a raíz de la disolución de ETA en 2018, el terrorismo ya no encabeza la lista de preocupaciones de la sociedad y solo las asociaciones de víctimas siguen dando la batalla contra los acercamientos y los homenajes a etarras.

Que el Gobierno vasco haya asumido este mismo mes las competencias de la gestión de sus tres cárceles ni siquiera ha levantado demasiada polvareda política. Mientras, las víctimas auguran que los encarcelados en Euskadi obtendrán pronto beneficios penitenciarios.

De hecho, el gobierno autonómico no oculta su apuesta por una política penitenciaria que potencie en general el cumplimiento de condenas en régimen abierto o tercer grado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here