Audiencia de Madrid ordena investigar a policías por otra patada en puerta

0
247
Audiencia Nacional Fuente: Imagen de Archivo

Madrid, 22 oct (EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado reabrir la investigación, archivada por un juzgado, sobre varios policías que entraron a la fuerza en un piso de la calle Velázquez de Madrid el 22 de marzo de 2021, al entender que se deben tomar más testimonios para determinar si cometieron allanamiento de morada.

En un auto al que ha tenido acceso Efe, la Sección Tercera de la audiencia madrileña estima el recurso de apelación interpuesto por el inquilino de esa vivienda contra el archivo de la causa decretado el pasado mes de junio por el Juzgado de Instrucción número 26 de Madrid.

Tres de los agentes querellados, incluido el subinspector al mando, están siendo investigados por entrar tirando la puerta con un ariete en la fiesta que se celebraba un día antes, el 21 de marzo de 2021, en la calle Lagasca de Madrid, y que se hizo viral por las imágenes que se grabaron durante la intervención.

Recientemente, el juez que lleva este caso de la calle Lagasca ha archivado la causa para cinco de los agentes porque cumplían órdenes del subinspector, para el que sigue la investigación.

En el caso de la calle Velázquez, muy similar al de Lagasca y en el que los agentes abrieron la puerta mediante el método del resbalón porque los jóvenes que estaban de fiesta no lo hacían, la Audiencia Provincial considera procedente que la magistrada instructora deduzca más testimonios «por si la actuación de la fuerza pública, pudiera ser constitutiva de infracción criminal», todo ello «sin perjuicio de adoptar con plena libertad de criterio la decisión oportuna sobre la continuidad del proceso».

Cita la Sala la resolución de la Sección 23 de la Audiencia del pasado mes de junio, que ordenó investigar a los agentes que entraron en la calle Lagasca un día antes argumentando que «se ha producido por parte de los agentes de la policía un exceso en el ejercicio de la autoridad, con infracción del derecho a la inviolabilidad del domicilio».

Corrige así la Sala Tercera la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción número 26, que consideró que los agentes no incurrieron en delito de allanamiento al entrar en el piso de Velázquez, al igual que estima la Fiscalía, que defiende que «la entrada en el domicilio estaba plenamente justificada a fin de identificar a los mismos (los congregados) como posibles autores de un delito de desobediencia, independientemente de que las leyes de seguridad ciudadana que amparan su actuación».

Esta postura de la Fiscalía es en parte diferente a la mantenida en el caso de la calle Lagasca, donde sí ha propuesto continuar investigando al subinspector al mando para determinar si pudo incurrir en el delito de allanamiento, aunque ha exonerado a los otros cinco investigados al entender que estaban bajo las órdenes del primero.

El letrado Juan Gonzalo Ospina, que defiende a los inquilinos de las dos entradas a la fuerza en Lagasca y Velázquez, ha expresado a Efe su satisfacción por esta decisión «porque pese a que queda un largo camino judicial, es un paso más en firme en defensa de los derechos fundamentales, tan vulnerados en la actualidad».

«Es un éxito de la democracia, una valiente decisión que demuestra que en España hay separación de poderes y que la vulneración de un derecho fundamental no es una cuestión irrelevante sino que es el pilar básico de todo estado de derecho», ha concluido. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here