Fiscalía de Madrid: de los menores que beben deben hacerse cargo los padres

0
220
Fuente Twitter

Madrid, 26 oct (EFE).- La fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Almudena Lastra de Inés, ha afirmado este martes que de los menores que son sorprendidos de botellón tienen que hacerse cargo los padres y no la Fiscalía, y ha subrayado que entre todos los detenidos recientemente no hay ningún menor tutelado ni extranjeros no acompañados.

Lastra se ha referido al «problema social» del consumo de alcohol en la calle por parte de los menores en la presentación de la Memoria de la Fiscalía de la Comunidad de Madrid referida a 2020, que ha detallado junto a la fiscal jefe de Madrid, Pilar Rodríguez Fernández, la fiscal de área de Móstoles, Margarita Rossignoli, la fiscal de área de Alcalá de Henares, María José Parrado y la fiscal de área de Getafe-Leganés, María Jesús Escribano.

La fiscal superior ha reconocido que a lo largo de 2021 se está dando un fenómeno claro de consumo de alcohol en botellones y posteriores altercados por los que han sido detenidos un número importante de menores que luego pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores.

Ha recordado que en este marco la delegada del Gobierno en Madrid anunció que trasladaría a la Fiscalía la información de los comas etílicos que se produzcan en estos eventos, y ha puesto de manifiesto que ya ha trasladado a la Delegación que hay un protocolo por el que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado sancionan esas concentraciones ilegales (si son más de 20 personas).

Si hay menores se les identifica y se localiza a sus padres, «que son los que tienen que hacerse cargo de ellos, y no trasladarlos a la Fiscalía», ha añadido, ya que consumir alcohol en la calle no es delito «y no se justifica que pasen a priori a disposición de la Fiscalía».

Solo ve justificada la fiscal superior la intervención del Ministerio Público si no se localiza a los padres o tutores o se sospeche que éstos no se responsabilizan, casos en los que se alerta a la entidad pública correspondiente, que si ve posible delito avisa a su vez a la Fiscalía.

Ha puesto de relieve que entre todos los menores detenidos en las últimas semanas «no hay ninguno tutelado, ni menores extranjeros no acompañados, todos eran ciudadanos españoles con padres con su patria potestad ejercida».

«Se trata de un problema social que tenemos que abordar, de un tema que no se tiene que judicializar sino darle una respuesta social», ha añadido.

Lastra de Inés ha puesto de relieve que en 2020, y a pesar de los confinamientos por la pandemia, se detectó una agravación de las conductas entre los menores, con delitos más graves que los cometidos en 2019, y ha destacado como ejemplo que hubo 95 casos abiertos por acoso escolar, de los que un tercio se correspondían con menores de 14 años, inimputables.

Ya fuera del ámbito de los menores la fiscal superior ha subrayado el trabajo llevado a cabo por los 350 fiscales de la región y sus 300 funcionarios para sacar adelante procedimientos y celebrar juicios durante «las horribles condiciones» de la pandemia, detallando que en 2020 el número de procedimientos tramitados en el ámbito penal bajó un 24,7%, y se archivaron el 50 % de los procedimientos incoados.

Sobre los delitos de odio registrados en 2020 ha señalado que han subido pero debido a que se denuncian más como tales, sin diluirse entre otros delitos por desconocimiento o por vergüenza.

En cuanto a las bandas latinas ha precisado que se les han atribuido menos delitos porque el durante confinamiento estos jóvenes no podían ir a fiestas patronales, y ha subrayado que «habría que hablar de bandas juveniles pero no de bandas latinas porque este calificativo no corresponde en absoluto a la realidad» ya que la mayoría de sus integrantes son españoles.

También se han referido a las agresiones sexuales o abusos hacia las mujeres o niñas tanto la fiscal superior como las otras responsables de las diferentes áreas, que han explicado que siempre ha habido abusos, sobre todo en el ámbito familiar, pero ahora se detecta más en poblaciones más grandes y sobre todo se denuncia más.

En cuanto a los retos de cara al futuro la fiscal superior ha mencionado la implantación generalizada del expediente digital y la transparencia informativa.

Al inicio del acto de presentación de la Memoria ha puesto de relieve que por primera vez en la historia de la Fiscalía los cinco puestos de máxima responsabilidad de la Fiscalía están ocupados por mujeres, lo que refleja la normalidad de que en la carrera fiscal hay muchas más mujeres que hombres. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here