Vox exige que el PP incluya sus compromisos en anteproyecto de presupuestos

0
80
Rocío Monasterio. Fuente: Vox

Madrid, 26 oct (EFE).- El portavoz adjunto de Vox, Íñigo Henríquez de Luna, ha dicho este martes que el acuerdo con el Gobierno madrileño para aprobar los presupuestos regionales para 2022 será fácil si el PP incluye los planteamientos de Vox en el anteproyecto de las cuentas que previsiblemente va a presentar este miércoles.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces, el diputado de Vox ha dicho el Gobierno regional sabe que si acepta la gratuidad de la educación y deroga las leyes «ideológicas de género» el acuerdo lo tiene «prácticamente hecho».

Ha indicado que «a día de hoy» no tiene ninguna información más por parte del Ejecutivo madrileño al respecto, pese a que su partido le ha mandado propuestas.

El Gobierno regional remitirá ‘in extremis’ los presupuestos del próximo año a la Asamblea de Madrid, ya que debe entregar el proyecto en el Parlamento madrileño con una antelación mínima de dos meses a la fecha de inicio del ejercicio en enero, antes del 31 de octubre, según el Estatuto de Autonomía.

El calendario de tramitación de las cuentas públicas se prevé que fije el debate y votación de las enmiendas a la totalidad, que previsiblemente presenten grupos de la izquierda en el último pleno que se celebre en noviembre, en el que Vox tendría que abstenerse para que los presupuestos puedan continuar su tramitación parlamentaria.

La fecha de aprobación definitiva de las cuentas regionales sería el 21 y 22 de diciembre, por lo que PP y Vox tendrán hasta esa fecha para negociar.

El portavoz adjunto de Vox ha reiterado que para la tramitación parlamentaria «hay tiempo» y que su grupo negociará «hasta el último minuto», pero que si los populares quieren un acuerdo con Vox tendrán que «ceder» porque esto no es «ni un rodillo» ni una «imposición».

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Alfonso Serrano, ha señalado que «de partida» estos presupuestos contarán con el apoyo de los 65 diputados del PP, por lo que sólo harían falta 4 abstenciones, aunque ha precisado posteriormente que no busca la abstención de nadie sino el mayor apoyo posible en la Cámara.

Ha pedido que Vox tome una decisión al respecto, si busca apoyar presupuestos llegando a un entendimiento o «su paso a la izquierda».

Serrano ha dicho que entiende que Vox quiera presentar sus «propuestas» y ha reiterado que el Gobierno regional no va a llevar «líneas rojas» y va a buscar entendimiento con los de Rocío Monasterio, pero ha insistido en que estas cuentas ya tienen el respaldo de los 65 diputados del PP, más de los que suma la izquierda junta.

Ha precisado que el PP cree que las leyes Lgtbi regionales son «buenas» porque «cumplen una función necesaria», que es proteger y reconocer a «personas vulnerables, como pasa en el caso de las personas con discapacidad, cuyas leyes nadie considera que generen «desigualdad».

«Estas leyes cumplen una función de protección a personas que se puedan sentir vulneradas en sus derechos o incluso agredidas por su condición sexual», ha dicho Serrano, quien ha admitido que, en todo caso, estas leyes pueden ser mejorables y modificables.

Por ello, el PP está dispuesto a reformar, mejorar o revisar esas leyes y «cualquiera», pero no a derogarlas porque no cree que esa sea «la solución».

Sobre la ley de igualdad que propone Vox, el portavoz popular ha dicho que es «una manera de defender el derecho a la igualdad llamándolo de cuarenta formas diferentes, pero también hay aspectos de esa propuesta que son «manifiestamente inconstitucionales», como la educación diferenciada.

«Nosotros no podemos legislar sobre eso, porque estaríamos incumpliendo la legislación nacional. Hay que saber hasta dónde puede llegar uno, por eso nosotros en la Ley Maestra vamos a ir a donde podemos entrar», ha precisado.

En cuanto a la gratuidad de la educación que pide Vox, Serrano ha apuntado que las conversaciones siguen, pero es difícil conseguir un acuerdo cuando quien lo propone hace una revisión de costes «muy por debajo de la realidad», porque esta propuesta tiene un coste, como mínimo, de más de 700 millones de euros, según el portavoz del PP.

«Nosotros no tenemos líneas rojas, y lo que hay que hacer es buscar un entendimiento», ha reiterado el portavoz popular, quien ha admitido que si llegan a ese entendimiento, lo que salga adelante no será en un 100% lo que proponga el Gobierno porque habrá modificaciones pero tampoco en un 100% lo que quiera Vox.

Sobre la imposibilidad del compromiso de Ayuso de presentar el anteproyecto con el acuerdo ya cerrado con Vox, Serrano ha argumentado que «uno se coloca en los escenarios donde es más operativo llegar a un acuerdo en ese momento». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here