Madrid mejorará el salario de los profesionales de los centros de salud

0
113

Madrid, 26 oct (EFE).- La Comunidad de Madrid mejorará las retribuciones salariales a los profesionales de los centros de salud en función de la carga asistencial o las situaciones especiales de atención que se prestan a los usuarios, con incrementos que podrán llegar hasta los 713 euros mensuales para los médicos de familia, 423 para el personal de Enfermería, 240 para auxiliares administrativos o 230 en el caso de celadores.

El Gobierno regional ha precisado en un comunicado que estos complementos retributivos forman parte de las medidas de adecuación de Recursos Humanos del Plan de Mejora de Atención Primaria 2021-2023, y se empezarán a percibir con efectos a partir del 1 de enero de 2022.

Las distintas actuaciones repercuten también en los trabajadores de los consultorios locales y Servicios de Atención Rural (SAR).

En función de la carga asistencial o las situaciones especiales en la atención que prestan a los usuarios, los incrementos salariales podrán alcanzar las siguientes cantidades: 713,60 euros al mes para los médicos de Familia y 700,39 euros para los pediatras, 475,02 a los médicos de Servicio de Atención Rural (SAR), 423,28 para el personal de Enfermería, 247,86 para la Enfermería del SAR, 240,02 para los técnicos de cuidado auxiliar de Enfermería (TCAE), 240,02 para auxiliares administrativos, y 233,02 para los celadores.

En el Plan se desglosan dos supuestos principales con retribuciones específicas: el pago de nuevos tramos de tarjeta sanitaria de población asignada, que repercute en todos los profesionales que prestan atención al paciente; y en el caso de los nuevos complementos por “especiales condicionantes asistenciales” se contempla la retribución por actividad que supone una mayor población atendida en el centro de salud.

Asimismo, se valorará el esfuerzo de aquellos trabajadores que desempeñan su labor en zonas rurales, por la singularidad que supone este entorno, distanciado de otros recursos sanitarios, dado que, en este caso, se deben recorrer grandes distancias y asumir actuaciones asistenciales o sociosanitarias que en otros centros desarrollan profesionales de distintos ámbitos. También se tendrá en cuenta la población atendida en domicilio por personal de Enfermería.

El Plan de Mejora de Atención Primaria, cuya dotación alcanza casi los 200 millones de euros, contempla la adecuación de las plantillas de este nivel asistencial, además de un conjunto de medidas organizativas para mejorar y agilizar la atención sanitaria y descargar las consultas de actividades burocráticas, la digitalización de la asistencia, así como un plan de infraestructuras, de mejora o construcción de nuevos dispositivos de Atención Primaria.

Con una dotación de cerca de 80 millones de euros para las mejoras en Recursos Humanos, el Plan prevé la creación de 1.200 plazas en los próximos dos años, entre ellas 264 de medicina de Familia, 264 de Enfermería, 84 de Pediatría y 312 de auxiliar administrativo.

El portavoz de Satse, Ricardo Furió, ha explicado a Efe que esta mejora económica no es para todos los profesionales, sino que va a depender de las cargas de trabajo que haya en determinados centros y de la «ruralidad» de centros que están situados fuera de la ciudad de Madrid y que tienen que cumplir una serie de características.

Para Satse, este plan se queda «cojo» porque «lo que hace falta en la Atención Primaria es un aumento importante de la plantilla».

Furió ha indicado que el incremento de 264 profesionales de Enfermería en dos años se queda muy por debajo de las necesidades cuando hay que afrontar la campaña de vacunación contra la gripe, aplicar la tercera dosis de vacunación contra la Covid-19, retomar las consultas presenciales de los pacientes y recuperar los programas de visitas a los colegios, de salud comunitaria, de salud buco-dental o de vigilancia al paciente hipertenso que no se han desarrollado durante la pandemia.

La subida salarial es «mentira», ha dicho el médico de familia y secretario general de Amyts, Julián Ezquerra, quien ha precisado que puede haber algún médico que tiene un cupo desbordado y que trabaja aislado en el medio rural que podría llegar a una mejora salarial de 713 euros, pero para el grueso de los médicos el incremento salarial es de 58 euros.

«¿Este es el incentivo con el que pretenden captar médicos que se queden a trabajar en los centros de salud de la Comunidad de Madrid?», se ha preguntado Ezquerra.

A juicio del secretario general de Amyts, la Comunidad de Madrid está «contraatacando» con una información «interesada y sesgada» porque los cinco sindicatos de la mesa sectorial de sanidad consideran «ridícula» la financiación que ha puesto encima de la mesa para solucionar los problemas de la Atención Primaria. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here