Madrid busca las herramientas para evitar que se pase de curso con suspensos

0
196
Instituto de Educación Secundaria y bachillerato. Fuente: Twitter

Madrid, 17 nov (EFE).- La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado este miércoles que la Comunidad de Madrid usará «todas las herramientas legales» para evitar la aplicación del real decreto aprobado de promoción, evaluación y titulación que «devalúa la calidad del sistema educativo» al eliminar el criterio de materias suspendidas para poder pasar de curso.

En una entrevista con Antena 3, Ayuso ha señalado que este real decreto «va en contra de la calidad del sistema educativo», que es «el ascensor social» de los que se esfuerzan y vienen de entornos más desfavorecidos.

El real decreto, que desarrolla la Ley Celaá, aprobada en diciembre pasado, establece que el número de suspensos no sea el único criterio para que un estudiante promocione de curso, sino que será una decisión colegiada del equipo docente del centro.

La repetición de curso será un medida muy excepcional para pasar de curso en las distintas etapas de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP y la decisión dejará de estar condicionada por el número de materias superadas y recaerá enteramente sobre el equipo docente.

Ayuso ha subrayado que Madrid estudiará cómo frenar su aplicación, como ya hizo para proteger la educación concertada frente al «ataque» del Gobierno.

«Estamos en contra de devaluar el sistema», ha expresado Ayuso, que ha criticado que se pretenda igualar a los alumnos «a la baja» para que en el futuro «estén igualados en la mediocridad». Además, ha añadido que se crea «una agravio entre colegios», ya que cada claustro de profesores decide qué hacer con cada alumno, lo que supondría «un ataque a la igualdad de oportunidades».

También se ha referido a este asunto el portavoz del Ejecutivo madrileño y consejero de Educación, Enrique Ossorio, quien ha dicho que aunque Madrid intentará que no se «consume» esta «barbaridad», será más «complicado» que con la Ley Celaá.

Ha argumentado que en este caso se trata de una ley orgánica y un decreto del Consejo de Ministros, lo que hace más difícil evitar que no se pase de curso con suspensos, aunque el Gobierno madrileño está estudiando medidas «para encauzar la situación» y hará lo posible «dentro del respeto a la ley».

«Vamos a intentar que esa barbaridad no se consume. Somos imaginativos e intentaremos paliar la barbaridad en medida de lo posible», ha insistido. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here