Trabajadores del SUMMA se concentran por las urgencias de Atención Primaria

0
177
Concentración SUMMA en el WiZink Center. Fuente: Twitter

Madrid, 18 nov (EFE).- Alrededor de 150 trabajadores del Summa 112 se han concentrado este jueves a las puertas del WiZink Center para exigir la apertura inmediata de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), tras casi veinte meses cerrados.

Durante la protesta, se ha exhibido pancartas con lemas como «Apertura de los SUAP. ¡Ya!», «Trabajadores del Summa. Nuestra lucha es su salud», «No a la falta de atención presencial en los centros de salud de Atención Primaria», «No a los 5.500 despidos. ¿Te mueves?» y «Devolución de todo lo privatizado. Plataforma de Usuarios y Pacientes del Hospital de la Princesa».

Los participantes han coreado consignas en defensa de la sanidad pública y en contra de los recortes y han guardado un minuto de silencio por los compañeros fallecidos durante la pandemia de la covid-19.

Los asistentes han portado carteles en los que se podía leer «¡Más inversión, mejor sanidad!», «Una pronta atención facilita tu curación», «¡Más apoyos a la Sanidad!», «Pandemia laboral, ¡no!» y «Derecho a la salud».

La portavoz del Summa 112, Aída Boil, ha recordado que los SUAP se cerraron el 22 de marzo de 2020 con la pandemia para llevar a los trabajadores al hospital provisional de Ifema, pero en la actualidad siguen cerrados.

«Estamos haciendo labores de vacunación en el WiZink Center enfermeras que somos de urgencias y que queremos seguir ofreciendo atención al ciudadano en los SUAP, que permanecían abiertos por las noches, los fines de semana y los días festivos», ha explicado Boil, quien ha señalado que estos servicios son necesarios para no colapsar ni los hospitales ni la Atención Primaria.

Ha pedido que los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria se vuelvan a abrir, pero ha precisado que a día de hoy «seguimos sin tener una contestación de la Consejería de Sanidad, donde están pensando cómo reestructurar estos servicios».

Sin los SUAP, ha indicado, «todo ciudadano que tenga una cura programada, una inyección, una cura menor, una herida o cualquier situación que no sea una emergencia, se ve obligado a acudir al hospital porque no tiene otro sitio adonde ir».

La portavoz del Summa 112 ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que los planes de la Consejería de Sanidad pasen por «la privatización de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid porque llevan veinte años intentando privatizarla y poco a poco han ido externalizando servicios».

En estos momentos, según Boil, los trabajadores de los SUAP -que prestaban asistencia a 800.000 pacientes al año- están repartidos entre el WiZink Center y el Hospital Enfermera Isabel Zendal, mientras que a otros se les han asignado coches de medicina y coches de enfermería para atender a domicilio.

Los trabajadores del Summa 112 presentarán un escrito acompañado de 107 firmas para reclamar la apertura de los SUAP. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here