Cibeles ratifica ordenanzas fiscales pero retira la que modificaba plusvalía

0
117
Ayuntamiento de Madrid. Fuente: Twitter

Madrid, 3 dic (EFE).- La Junta del Gobierno de Madrid capital ha estudiado las 40 alegaciones presentadas a los proyectos de ordenanzas fiscales de 2022 y ha rechazado todas, además de retirar la modificación de la ordenanza del impuesto de plusvalía, que incluía mejoras en las bonificaciones, hasta poder adaptar ese impuesto al nuevo real decreto del Gobierno.

La portavoz del Gobierno, Inmaculada Sanz, ha explicado que seis de las 40 alegaciones han sido desestimadas y las otras 34 se han inadmitido por no referirse a aspectos contemplados en los proyectos de ordenanzas presentados por el equipo de Gobierno.

Sanz ha explicado que son varias las ordenanzas fiscales, y que la única que se retira es la de modificación del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como plusvalía, que incluía bonificaciones y «ahora retiramos esa bonificación para poder adaptarnos al nuevo decreto».

Además, el proyecto de ordenanzas mantiene una nueva rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la tercera bajada del tipo general llevada a cabo en este mandato.

En concreto, se reduce el IBI a todos los madrileños del 0,456% al 0,428% -continuando con el compromiso de alcanzar en 2023 el tipo del 0,4 %, mínimo que permite la ley-, medida de la que se beneficiarán 2,2 millones de recibos, entre ellos familias, clases medias, autónomos, pequeños y medianos empresarios, que se ahorrarán casi 60 millones.

Además, se mantienen las bonificaciones de 2020 de hasta el 90 % en el IBI para familias numerosas en función del valor catastral del inmueble, una medida que beneficia a más de 22.500 familias que podrán tener una reducción en sus recibos y ahorrar 3 millones de euros.

También se mantiene la bonificación del 50% para las viviendas de protección oficial durante los tres periodos impositivos siguientes al de otorgamiento de la calificación.

Asimismo, el Gobierno de la capital ha acordado mantener una serie de medidas fiscales para estimular la recuperación económica y la creación de empleo.

Por ejemplo, cualquier empresa que inicie su actividad estará exenta de pagar la cuota del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante los dos primeros ejercicios impositivos y se prorrogará la bonificación del 50% de su cuota municipal durante los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto tras iniciar su actividad.

Se reduce el 100% de la ‘tasa de mercadillos’ y se mantiene la reducción en la cuota de la tasa del servicio de gestión de residuos urbanos de actividades que se implantó en 2020 para los inmuebles desocupados y para los que inicien una actividad.

Esta bajada será del 90% cuando afecte a inmuebles desocupados y del 70% en caso de inicio de actividad durante los dos primeros periodos impositivos.

APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD Y NUEVA TASA DE ESTACIONAMIENTO DE VEHÍCULOS

Se mantienen las bonificaciones fiscales a la implantación de energías renovables en inmuebles residenciales e industriales, con la bonificación del 50% del IBI para todos ellos, así como el límite del beneficio fiscal en este impuesto del 30% del coste real de la instalación.

También se mantiene la bonificación del 50% de la cuota del IAE para la instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía solar y geotérmica.

Dentro de la Estrategia Madrid 360, se mantiene una bonificación de entre el 10% y el 50% en la cuota del IAE para empresas que implanten planes de transporte colectivo para al menos 20% de su plantilla, mediante adquisición de abonos anuales de transporte público o poniendo a disposición de los trabajadores servicios de transporte.

Asimismo, se mantiene la tasa de estacionamiento de vehículos en nuevas zonas de la capital. Todas las medidas que en ella se incluyen tienen por objeto su adaptación a la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Se introduce el concepto de ‘tarifa dinámica’ según los niveles de dióxido de nitrógeno referidos al día anterior en que se produzca el estacionamiento.

El recargo será del 60% o del 100% en función de que la contaminación del aire supere los 60 microgramos por metro cúbico en el tramo I o los 70 microgramos por metro cúbico para el tramo II, respectivamente.

Para la nueva zona de parquímetro con 1.130 plazas de alta rotación, la tarifa base se fija en 20 céntimos los cinco minutos; 70 céntimos los 20 minutos, hasta alcanzar un máximo de 2,05 euros los 45 minutos.

Estas plazas, operativas desde enero, buscan reducir el tráfico de agitación y favorecer la movilidad del entorno, principalmente cerca de administraciones públicas, centros oficiales, equipamientos sanitarios, educativos, culturales, sociales y deportivos o zonas comerciales.

Se incrementa el porcentaje de reducción de la tasa para los vehículos con distintivo ECO, pasando del 50% al 75% y se establece un recargo del 20 % para los vehículos de categoría B. Además, se elimina la referencia a vehículos de categoría A, al tener prohibido estacionar.

Los C se mantienen sin modificación con una reducción del 10 %.

Asimismo, se reordenan los supuestos de no sujeción a la tasa, así como de los vehículos no sujetos a las limitaciones al estacionamiento. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here