Segovia, 4 dic (EFE).- Después de una semana convulsa para el futuro de la estación de esquí de Navacerrada, el esperado inicio de temporada previsto para este viernes se ha truncado finalmente por unas rachas de viento que superan los 75 kilómetros por hora y que hacen inviable la práctica de este deporte.

Las previsiones para el resto del fin de semana también son «muy malas», según ha señalado a Efe uno de los socios de la empresa Puerto de Navacerrada Estación de Esquí, José Conesa, quien ha lamentado que finalmente vaya a ser «imposible» llevar a cabo la actividad deportiva por cuestiones de seguridad.

Ayer mismo este empresario mostraba su «alivio» al conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León rechazaba las medidas cautelarísimas que había pedido el Gobierno con el fin de paralizar inmediatamente la actividad de esquí en las tres pistas de la vertiente segoviana: Escaparate, Telégrafo y El Bosque.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, es el propietario de estas 7,7 hectáreas de superficie que fueron ocupadas por las instalaciones deportivas a través de una concesión el 3 de abril de 1996 por un periodo de 25 años y la entidad informó el pasado mes de marzo que no renovaría dicha concesión.

Sin embargo, la orden de desmantelamiento de las instalaciones no se ha ejecutado porque Miteco solicitó a la Junta de Castilla y León que declarase la caducidad y el Gobierno autonómico, que se ha mostrado contrario a la decisión de Parques Nacionales desde el comienzo, se declaró «no competente» para ello.

En los próximos días el TSJCyL resolverá si adopta finalmente las medidas cautelares que impidan el esquí en las pistas segovianas y sobre la cuestión de fondo del recurso, que es si el Ejecutivo autonómico es o no el competente para ordenar desmontar las instalaciones en el terreno que corresponde a Castilla y León.

Desde ayer y tras conocer el auto del TSJCyL, la estación de Navacerrada preveía reabrir este fin de semana al público con normalidad, pero finalmente será la climatología la que impedirá la práctica del esquí en este enclave deportivo.

En un comunicado en su página web, la estación ha lamentado este desenlace porque que tenían «todo preparado» para la apertura después de «la gran alegría de ayer», en referencia a la decisión del Tribunal autonómico.

José Conesa ha detallado a Efe que se han registrado en las últimas horas rachas de viento entre 75 y 80 kilómetros por hora y si los remontes de la estación detectan a través de un sensor que estas superan los 65 o 68 kilómetros por hora, las máquinas no funcionan por razones de seguridad.

No es por falta de nieve, han explicado desde la empresa, porque hasta ayer mismo estuvieron fabricando más cantidad, aunque la climatología también tiene algo que ver con esto porque «la nieve, si no se pisa rápido, se la lleva el viento», ha precisado el empresario.

Tampoco son «nada buenas» las previsiones de cara al fin de semana o incluso para el resto del puente de la Constitución, aunque desde la estación han señalado que el viento es de los factores climatológicos más impredecibles, por lo que tendrán que decidir prácticamente día a día.

El gestor de la estación ha lamentado la imposibilidad de retomar hoy la actividad de la infraestructura deportiva, cerrada desde la temporada pasada, en marzo, ya que durante los últimos días han recibido llamadas y mensajes de «muchísima gente» interesada en volver a esquiar en Navacerrada. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here