Rebaño trashumante llega mañana a la Casa de Campo para pasar el invierno

0
90
Trashumancia por las calles de Madrid. Fuente: Twitter

Madrid, 8 dic (EFE).- Un rebaño de 300 ovejas, de razas negra castellana y rubia de El Molar, llegarán a la capital madrileña tras realizar el recorrido desde su base de Puebla de la Sierra, para pasar la invernada en la madrileña Casa de Campo donde permanecerá hasta la primavera «contribuyendo a su mejora vegetal y forestal», según Ecologistas en Acción.

Este miércoles, a las 11, entrarán en el casco urbano madrileño por la calle Braojos, en el Distrito de Fuencarral, desde el Monte de El Pardo para llegar a media tarde, por las riberas del renaturalizado río Manzanares a la Casa de Campo, explica Ecologistas en un comunicado conjunto con Amigos de la Tierra y Campo Adentro.

Por tercer año consecutivo, este rebaño retoma la trashumancia como «referencia de una práctica sostenible, alejada de la ganadería intensiva y depredadora de recursos y bienes naturales. La ganadería extensiva contribuye, además, a combatir el cambio climático».

La «pervivencia milagrosa» de las vías pecuarias en la Comunidad de Madrid es la base para el desplazamiento del ganado, aunque 30 % de los 4200 caminos ganaderos ya «han sucumbido en este territorio, debido al urbanismo desaforado y, esencialmente, por causa de infraestructuras viarias y otras como «campos de golf, cuarteles, invasión de colindantes».

Pese a ello, la trashumancia «es posible como lo evidencia la población madrileña y foránea, que ha visto, desde hace 25 años, cómo los rebaños toman las calles de la capital, de manera ocasional, en base a un derecho que no prescribe nunca», según la Ley de Vías Pecuarias.

Este rebaño, de la Cooperativa Agroforestal Los Apisquillos de Puebla de la Sierra, ha llegado por vías, caminos y espacios públicos como la Finca Forestal de Tres Cantos, conocida como “Vedado Echevarrieta”, propiedad del Ayuntamiento de Madrid; por un corto tramo dentro del Monte de El Pardo, con la difícil entrada hasta la Ciudad Universitaria por medio de la Senda Real, tomada ahora como Anillo Ciclista.

«Un aspecto muy valioso de este recorrido es la puesta en valor del pasillo natural que une de forma milagrosa la capital con Tres Cantos», un pasillo que ya está afectado con el trazado de la carretera autonómica M-607 que se pretende ampliar, las vías del tren de cercanías y la más reciente del AVE del Noroeste.

Este pasillo «es el cordón vital que conduce a la Sierra del Guadarrama desde la capital y viceversa. Las administraciones han de considerar este corredor como un espacio de alto valor ambiental y natural», y el rebaño de Los Apisquillos da fe de ello tras los años de experiencia trashumante.

Este rebaño ha encontrado «el apoyo durante su periplo del vecindario y municipios de forma evidente, ahora le corresponde a la capital madrileña reforzar este apoyo y colaboración con esta práctica ganadera».

El rebaño aporta a la capital «esas imágenes, únicas en ciudades europeas y contribuye al adecuado mantenimiento de la masa vegetal» del histórico parque de la Casa de Campo, concluye. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here