Cospedal se escuda en la causa judicial de Kitchen para callar en el Congreso

0
264
María Dolores de Cospedal. Foto archivo

EFE.- La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha guardado silencio este jueves en la comisión parlamentaria sobre el presunto espionaje al extesorero del partido Luis Bárcenas al estar pendiente de varios recursos de la Fiscalía, el PSOE y Unidas Podemos, que piden su imputación en la Audiencia Nacional.

Cospedal ha regresado al Congreso seis meses después de su primera citación, que fue suspendida al conocerse ese mismo día su imputación en el procedimiento judicial que ha investigado la conocida como Operación Kitchen, presuntamente urdida en 2013 desde el Ministerio del Interior en busca de documentos de Bárcenas que podían comprometer al PP.

Una causa en la que la también exministra estuvo imputada casi dos meses, hasta que el juez decidió sacarla del procedimiento al descartar que hubiese ejercido un «liderazgo ideológico» en la operación, en contra del criterio de la Fiscalía y de acusaciones populares como PSOE y Podemos, que recurrieron esa decisión.

Solo en tres ocasiones ha roto su silencio la exdirigente popular. La primera ha sido para echar en cara a los diputados del PSOE y de Unidas Podemos que suspendieran su primera comparecencia en junio. Eso pese a su voluntad de declarar.

«Yo hubiera comparecido, no tenía por qué no declarar. Yo pensaba declarar pero me suspendieron la comparecencia», ha dejado claro Cospedal. Luego ha subrayado que no se trata de ninguna excusa, como le ha echado en cara el diputado socialista Felipe Sicilia: «La excusa no es excusa».

Tras Cospedal, penúltima de los cerca de 40 comparecientes llamados a declarar desde el pasado marzo, los diputados esperan el próximo lunes al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que será el encargado de cerrar la comisión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here